+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

INFORME SOBRE EL DESEMBOLSO ECONÓMICO

La ‘vuelta al cole’ cuesta entre 200 y 1.900 euros a los castellonenses

La UCE aconseja no acudir a créditos rápidos y aprovechar la economía circular para bajar gasto. Participar en Xarxa Llibres ahorra 300 euros a las familias y hay 1.812 plazas gratuitas de dos años

 

Los alumnos de la provincia volverán a las aulas el 10 de septiembre, tras las vacaciones escolares estivales. - MEDITERRÁNEO

MARI CARMEN TOMÁS
28/08/2018

Los bolsillos de las familias se ponen a temblar conforme se avecina la temida cuesta de septiembre. La Unión de Consumidores (UCE) ha echado mano de la calculadora y, según un informe dado a conocer ayer, la vuelta al cole supone un desembolso económico que va de los 218 a los 1.894 euros para cada hogar en función de si acude a un colegio público o privado. En el caso del concertado, la media asciende a 608 euros.

La buena noticia --que la hay-- es que el Xarxa Llibres representa un ahorro para las familias que se acojan de alrededor de 300 euros, que es el coste medio del lote de libros. Además, este año las economías familiares se resentirán menos, ya que 1.812 escolares de 2 años de la provincia de Castellón tendrán acceso a la escolarización gratuita.

En este contexto, la UCE presentó una serie de consejos para intentar que el trago sea lo menos amargo posible, pues muchas familias ya están preparando el inicio del curso, que será el próximo 10 de septiembre.

Así, Juan Carlos Insa, portavoz de la organización en Castellón, señala que «el gasto dependerá del tipo de colegio». Por ejemplo, si el alumno va a un colegio público sin uniforme, donde no tiene que asumir el desembolso económico del transporte escolar y que está adscrito al Xarxa tendrá que invertir menos dinero, ya que se limitaría al material escolar y en su caso al comedor. Para los privados, además, habrá que añadir el coste de la matrícula.

EVITAR ENDEUDARSE // «La gente intenta recortar gastos de donde puede porque supone un desembolso muy importante», señala Juan Carlos Insa, que recomienda no acudir a créditos rápidos o a las tarjetas revolving --que permiten fraccionar el pago en una cantidad mensual-- para asumir el gasto extra del inicio de curso. «A veces, por el tipo de interés nos va a suponer un desembolso igual o superior a la cantidad inicial que habíamos gastado; es preferible ahorrar no adquiriendo cosas que no necesitamos realmente o que podemos reutilizar», manifiesta el portavoz.

«Si se tiene la posibilidad, hay que intentar aprovechar o incluso ver si existe alguna posibilidad de acudir a outlets, al mercado de segunda mano o incluso que algún familiar o vecino nos dé algún tipo de material que nos pueda servir», señaló Insa.

Aprovechar los recursos que ofrece la economía circular sería otro consejo útil. Así desde la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) señalaron que consumo colaborativo se puede traducir en «un importante ahorro» en este tipo de productos y recalcó que en los últimos años han prosperado distintas iniciativas que favorecen el intercambio de ropa, libros y material escolar, con plataformas y asociaciones. Insa agregó que esta es una tendencia al alza a raíz de la crisis y que a pesar de la recuperación económica se sigue practicando en Castellón.

Entre las recomendaciones que la UCE aporta está el llevar un control de los gastos. Una simple contabilidad servirá para saber en qué se nos va el dinero. Además, no está de más, dicen, revisar el material disponible en casa para evitar adquirirlo todo nuevo, así como hacer un listado de todo lo que necesitamos.

COMPARAR // A la hora de ir a comprar conviene no hacerlo todo de una vez en el mismo establecimiento, ya que puede haber variaciones de precios de un lugar a otro. Es mejor comparar. Para ello, internet puede ser una buena herramienta. Además, hay que tener cuidado con ofertas del tipo: «Llévese tres y pague dos», porque puede que se acabe llevándonos más material del que necesitamos realmente.

No dejarse llevar por los deseos del menor es otra recomendación de la UCE. La OCU va más allá y solicita a los padres que intenten ir sin sus hijos a comprar el material escolar con el fin de «huir de las tentaciones, que salen caras», como pueden los estuches de sus personajes favoritos de la tele, o las sudaderas de última moda, y evitar los caprichos de los pequeños.

HUIR DE LAS MARCAS // Y es que, la UCE insta, además, a huir de marcas o productos escolares con recursos publicitarios. Mochilas con muñecos que salen en la televisión o los cómics pueden suponer un sobreprecio, ya que el consumidor debe asumir los costes de derechos de autor y promoción publicitaria.

En cuanto a la ropa, es conveniente sacar partido de lo que se pueda aprovechar del año anterior y con una lista; o comprar packs de calcetines o camisetas también puede ser conveniente. Además, acudir a las rebajas es una práctica muy extendida entre las familias ya durante el verano, avanzándose a la vuelta al cole, para raspar algunos euros.