+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

CONSEJOS

Propósitos saludables para empezar 2019 con buen pie

Tres pequeñas metas que ayudan a mejorar nuestra salud y sentirnos mejor

 

Un masaje puede ser la opción perfecta para conectar con uno mismo. -

18/01/2019

Hace solo un par de semanas estábamos con el ajetreo de despedir el año, ese momento que parece perfecto para hacer borrón y cuenta nueva pero que, en realidad, es tan bueno como cualquier otro. Si hacemos un repaso de todas esas cosas que nos proponemos para el año que empieza, a buen seguro encontraremos cuestiones relacionadas con la salud: dejar de fumar, comer mejor o hacer más ejercicio están en el top de propósitos de muchos y de muchas.

Pero con frecuencia nos marcamos metas demasiado ambiciosas o propósitos que requieren un compromiso a largo plazo. ¿Qué implica eso? Que muchas veces los abandonamos casi antes de haberlos puesto en práctica. Por eso merece la pena plantearse pequeños propósitos que nos ayuden a mejorar nuestra salud, pero también que nos hagan sentir mejor. También es fundamental moderar los niveles de autoexigencia, en especial cuando estamos incorporando nuevas rutinas a nuestro día a día.

En base a todo esto, proponemos tres pequeños grandes propósitos saludables para 2019 que sean alcanzables y realistas:

Dedicarnos algo de tiempo. Con tantas obligaciones, frecuentemente somos lo último de nuestra propia lista y nunca tenemos tiempo para nosotros mismos. Un gran propósito para este año es cuidarnos un poco más y dedicarnos, como mínimo, una hora a la semana. Esa hora se puede invertir en leer un rato, en dar un paseo, practicar yoga o recibir un buen masaje. Lo importante es reconectar con nosotros mismos.

Un desayuno saludable. Todos queremos comer mejor, pero ¿y si empezamos por la primera comida del día? Podemos empezar con algo tan simple como eliminar los ultraprocesados de nuestro desayuno. Adiós galletas y bollería industrial. Una pieza de fruta, algo de pan integral o un yogur natural son algunos ejemplos básicos.

Un buen paseo (y a buen ritmo). Si no estamos habituados a hacer deporte, caminar a buen ritmo puede ser la opción perfecta para intentar ponernos en forma sin arriesgarnos a lesiones ni a desanimarnos. Además, caminar es una forma de despejarnos, de relacionarnos con nuestro entorno y se puede hacer en compañía.

Espacio Wellness
BIENESTAR

Los numerosos beneficios del hidromasaje

Hotel El Palasiet combina la talasoterapia con un baño en agua marina caliente con esencia de algas

Consejos para correr en verano

En los meses de intenso calor conviene seguir ciertas pautas para evitar problemás, especialente ...

ESTIRAMIENTOS MUSCULARES

Cómo iniciar las vacaciones en forma

El ejercicio suave ayuda a abordar los días de asueto con garantía de bienestar

CONSEJOS

Cuidar la piel después de tomar el sol: ¿por qué es importante?

No hay duda. La piel es una de las partes del cuerpo que más sufre durante los meses de verano. El ...

SALUD

Caminar por la playa: mucho más que una actividad placentera

Cuando el calor aprieta, la brisa del mar se convierte en un aliado perfecto para practicar una de ...