+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

EN LA PLAZA MAJOR

1.650 tapas solidarias contra el cáncer en Vila-real

 

La plaza Major reunió por una causa solidaria el talento entre fogones de once restaurantes. - FERNANDO GIMENO

DAVID DONAIRE 07/06/2019

Nueva demarcación, pero con el mismo espíritu benéfico de siempre. Las tapas se apoderaron ayer de la plaza Major de Vila-real en una nueva edición --la quinta ya-- del encuentro impulsado por la delegación local de la Asociación Española contra el Cáncer (AECC) que fusiona gastronomía y solidaridad.
Cerca de 1.650 tapas preparadas por once restaurantes de la localidad --Birbar, El Molí, El Bodegón de Carlos, Hostal Sant Joan, El Miso, Gades, Cal Dimoni, Els Lluïsos, Al d’Emilio, Casa Albes y el Casino de la Caixa Rural-- exhibieron ayer el variado talento entre fogones de los establecimientos con un único propósito común: conseguir fondos para la investigación de esta enfermedad y ayudas económicas para los pacientes con tratamientos oncológicos.

Fue un auténtico éxito, por cuanto en solo una hora se agotaron las existencias gastronómicas. Y es que al precio de un euro la bebida y dos la tapa, cientos de vecinos no quisieron perderse la oportunidad de probar las delicatessen de los locales participantes y saciar el apetito, a la vez que secundaban la solidaria causa. En la convocatoria del año pasado se logró una asistencia de unas 1.000 personas y una recaudación de unos 3.000 euros, unas cifras que el presidente de la AECC, Francisco Bielsa, se mostraba convencido en superar minutos antes de empezar el ágape.

«Cada vez el apoyo va a más. Estoy seguro de que este año ingresaremos en la cuenta de la AECC incluso más dinero que en la anterior edición», explicó su responsable, después de que el evento se realizara en las cuatro ediciones anteriores en la sede de la entidad, en la avenida Europa.

Más allá de la suculenta oferta gastronómica, otro de los alicientes que la organización puso ayer a disposición de los vecinos fue una rifa, en la que, además de un lote de productos facilitados por los comercios, sobresalía un obsequio mucho más artístico: un cuadro de Ripollés valorado en 1.250 euros. «El artista siempre nos apoya año tras año. Le invitamos para que viniera a la cita, pero no ha podido porque se encuentra en Italia», comenta Bielsa, quien agradece el apoyo de la ciudadanía, gracias a la cual y «al boca a boca», Tapas Solidarias se ha convertido en un «evento que adquirido fama» en Vila-real.