+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

REPORTAJE

Agricultura sin barreras

Un total de 11 alumnos del colegio de Educación Especial la Panderola se forman en jardinería y viverismo y acaban de aportar sus primeras semillas de judías verdes al Banc de Llavors de Vila-real

 

Clases 8 Los participantes en el plan aprenden agricultura y jardinería. - MANOLO NEBOT

Los frutos 8 Los alumnos de la Panderola entregaron sus primeras semillas de judías al Banc de Llavors. - MANOLO NEBOT

JOSEP CARDA
29/09/2018

El envejecimiento de la población dedicada de lleno a la agricultura se ha hecho más que evidente en las últimas décadas. Sin embargo, también es cierto que todo lo relacionado con el cultivo sostenible y ecológico cobra adeptos y personas que quieren hacer de ello su trabajo profesional de futuro.

Y así lo entienden en el colegio de Educación Especial la Panderola de Vila-real, donde desde hace unos años impulsan un programa de Formación Profesional básico --con el apoyo de la Conselleria de Educación, el Ayuntamiento y la Fundació Caixa Rural Vila-real-- para que jóvenes que en breve cumplirán 21 años y, por tanto, deberán abandonar el centro, «tengan una capacitación profesional fundamental, en este caso de jardinería y viverismo, que les facilite su integración en el mundo social y laboral», explica el responsable de esta iniciativa, Andreu Civera.

Son 11 los estudiantes de ambos sexos que en el presente curso toman parte en este programa formativo, en el que «aprenden a llevar a cabo todo tipo de tareas agrícolas e incluso realizan prácticas durante seis u ocho semanas en una empresa de la ciudad», detalla.

Explica Civera que uno de los aspectos en los que se incide desde la Conselleria de Agricultura en este tipo de iniciativas es en el de la integración social. De ahí que surgiera la colaboración de la Panderola con el Banc de Llavors existente en la Estación Experimental Agraria de Vila-real. «La Fundació Caixa Rural nos prestó un terreno, que inscribimos en el Consejo Regulador de la Agricultura Ecológica (CRAE), donde los chicos cultivan diferentes tipos de judías de la zona», indica. Unos vegetales que han dado las primeras simientes, que ya se custodian en el Banc de Llavors, tras la entrega de las mismas que realizaron en el marco de un acto en el que participaron activamente y del que salieron «muy satisfechos» por el protagonismo que asumieron.