+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 

Vila-real

 

hasta el final de la legislatura

Amplían la semipeatonalización de calles a Infants y Buenos Aires

La solución afecta a viales con aceras estrechas «que no cumplen su función». El edil Valverde incide en que el fin es «priorizar al peatón frente a los coches»

 

El edil de Servicios Públicos, Francisco Valverde, visitó las actuaciones. - CARDA // NEBOT

Las obras se iniciaron con el levantamiento de calzada y aceras, y acabará con la colocación de adoquines. - CARDA // NEBOT

JOSEP CARDA
26/11/2017

El Ayuntamiento de Vila-real, a través del departamento de Servicios Públicos y mediante el acuerdo con empresas locales para la realización de obras en la ciudad, ejecuta en la actualidad la semipeatonalización de la calle Infants, el penúltimo de los viales en los que el área que dirige el concejal Francisco Valverde tiene previsto aplicar esta solución en lo que resta de legislatura. Unas actuaciones finalizarán antes de Navidad. El último punto, que se acometerá a lo largo del 2018, será el de Buenos Aires.

«Hay calles muy estrechas que tienen aceras que no reúnen los mínimos requisitos para cumplir su función», explica el edil, en referencia a espacios para peatones de tan solo 40 o 50 centímetros, una amplitud que impide, por ejemplo, el paso de usuarios que van en silla de ruedas.

«En estos casos, acudimos a la semipeatonalización de estas vías, una apuesta que está dando muy buenos resultados y que los vecinos acogen con satisfacción, por cuanto, además, les facilita la entrada y salida de vehículos de las cocheras porque los accesos están al mismo nivel que la calle», señala Valverde.

CENTRO URBANO // La opción de utilizar baldosas propias de calles destinadas a viandantes con dos colores distintos para, de alguna manera, visualizar la zona de peatones y la de circulación de vehículos, crea una ruta de paso por el centro de la ciudad, «porque lo que se pretende es hacer más agradable el tránsito de personas, priorizando la seguridad de quienes circulan a pie, pero sin cerrar el tráfico a los coches».

Una medida que, aunque inicialmente chocó con las reticencias del vecindario de los viales afectados, finalmente ha cuajado entre los residentes en particular y los vecinos en general. Hay que valorar que el hecho de tener un firme distinto al resto de calzadas tiene un efecto de reducción de la velocidad de los vehículos a motor, a lo que se suma que son espacios en los que esta se limita a 30 kilómetros por hora.

Valverde destaca que en la aplicación de la semipeatonalización en el tramo de la calle Infants, entre Aviador Franco y la plaza Dos de Maig, «se acomete de la mano de la asociación de vecinos, teniendo en cuenta su opinión».