+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 

Vila-real

 

INTRODUCCIÓN DE NUEVAS TECNOLOGÍAS

Así son las innovadoras prácticas de tiro de la Policía Local de Vila-real

La galería de disparos suma una pantalla y un proyector para ganar en realismo

 

La proyección permitirá incorporar imágenes que acerquen a los agentes a un caso real. - GIL

SHEILA GIL
15/10/2020

Los entrenamientos de tiro son una obligación para la Policía Local, aunque puede que sea una práctica menos conocida que otras de cara a la sociedad. La de Vila-real es la única plantilla que dispone de una galería de estas características, donde los integrantes del cuerpo pueden completar tanto sus dos ejercicios de disparo al año, con carácter obligatorio, como realizar sesiones individuales para poder detectar incidencias, puesto que «el 99% del tiempo el arma va colgada del cinturón y es en este lugar donde se pueden ver problemas», indican desde el cuerpo vila-realense.

De hecho, el comisario principal jefe, José Ramón Nieto, asegura que no suele gastarse y que, en el caso de desenfundar la pistola, suele ser más de forma preventiva que «defensiva o intimidatoria».

Desde hace unas semanas, este espacio cuenta con una nueva metodología de trabajo que consiste en un proyector y una pantalla en la que, a través de un ordenador, podrán reproducirse vídeos para acerca al máximo la práctica de tiro a un caso auténtico y así «poner en situaciones lo más reales posibles al tirador y que reaccione según la amenaza», explica el oficial Manuel Diago e instructor-coordinador de la galería. «Siempre hemos apostado por la incorporación de las nuevas tecnologías. Lo hicimos con el dron, el videowall y ahora con la galería», destaca Nieto.

Con todo, indica Diago, hay factores imposibles de recrear en el ambiente controlado de esta instalación como, por ejemplo, el miedo por la propia integridad o el estrés que se genera ante un riesgo real y las consecuencias que estos factores tienen sobre el cuerpo humano; de ahí la importancia de tener una preparación adecuada y constante con el arma. «No practicamos tiro deportivo para obtener un premio o una puntuación, sino el de tipo policial, en el que intentamos ajustar nuestra respuesta con arma de fuego a una posible agresión contra un policía o una tercera persona» , apunta el oficial, que incide en la importancia de que las líneas directoras del diseño de la práctica estimulen al tirador y tengan la mayor verosimilitud.

La plantilla dispone de una arma corta HK9 milímetros, una defensa extensible, un aerosol y chaleco. También tienen dispositivo inmovilizador eléctrico (Taser).