+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

reacciones a los problemas surgidos con la circunvalación

El Ayuntamiento se fía de la palabra del presidente Puig sobre la ronda

Reclama un acuerdo «político y técnico» para el enlace con la N-340 entre Fomento y el Consell. El edil de Territorio, Emilio Obiol, recuerda que el compromiso es iniciar la obra en esta legislatura

 

La ronda suroeste sigue paralizada, a la espera de un nuevo proyecto. - MEDITERRÁNEO

JOSEP CARDA
09/02/2018

Malestar han generado en el Ayuntamiento de Vila-real las declaraciones realizadas por el director general de Obras Públicas, Carlos Domingo, relativas a la existencia de un informe que alertó de la inundabilidad de la zona en la que se prevé conectar la futura ronda suroeste con la carretera N-340, por lo que se teme que el enlace sea «inviable». Unas declaraciones que se produjeron un día después de que Mediterráneo adelantó que el Ministerio de Fomento no admitirá la propuesta de construir una gran rotonda de 120 metros de diámetro, por cuanto solo aceptará un nudo a distinto nivel.

Sin embargo, el concejal de Territorio de Vila-real, Emilio Obiol, insistió ayer a este rotativo en su preferencia de «esperar a que el Ministerio dé una respuesta oficial al asunto de la conexión», a la vez que aseveró que el Ayuntamiento «siempre ha optado por una actitud conciliadora». E hizo hincapié en que están «convencidos de que la Generalitat quiere construir la ronda» y no ven otra cosa distinta «a que el presidente Ximo Puig cumplirá el compromiso que adquirió, de manera que la infraestructura empezará a materializarse antes de que acabe la presente legislatura». Y añadió que la palabra del presidente Ximo Puig es la que vale» y no dudan de ella, puntualizó.

POR UN ACUERDO // El edil Obiol reiteró que la voluntad del consistorio es que «política y técnicamente, el Ministerio y la Conselleria lleguen a un acuerdo» respecto al enlace de la futura circunvalación con la N-340. Un enlace que no se contemplaba en el proyecto que se adjudicó en el 2008, por cerca de 5,6 millones de euros, y que se truncó un mes después de iniciarse los primeros trabajos al entrar en concurso de acreedores la empresa constructora.

En cualquier caso, Obiol niega que el Ayuntamiento remitiera informe alguno sobre la inundabilidad de la zona afectada por el nudo viario. Una inundabilidad que, aseguró, «ya se establecía en el Patricova y, se supone, que ya se tuvo en cuenta cuando se elaboró, se licitó y se adjudicó el proyecto anterior de la ronda, así como cuando se dio licencia para desarrollar Espai Vila-real».

En todo caso, el análisis de la situación y las posibles soluciones a los problemas surgidos respecto a la ronda --de la que se ultima el nuevo proyecto, a falta de resolver el enlace con la N-340-- se abordarán en una próxima reunión entre responsables vila-realenses y de la Conselleria.