+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 

Vila-real

 

EN LA AVENIDA FRANÇA

Cruz Roja Vila-real estrenará a principios de año su nuevo centro de formación

 

El alcalde Benlloch se reunió con la nueva presidenta, Carmen Galindo (a la izquierda). -

JOSEP CARDA 13/10/2019

La sección local de Cruz Roja en Vila-real estrenará, previsiblemente en enero o febrero próximos, un nuevo centro que permitirá concentrar en un único espacio los diferentes cursos y actividades que lleva a cabo la entidad, especialmente en lo relativo a la formación de personas para mejorar sus posibilidades a la hora de encontrar trabajo.

La organización acomete en la actualidad obras para distribuir el interior de un edificio ubicado en la avenida França --próximo a la rotonda del Cedre--, que contará con aulas y en el que podrán desarrollarse actividades formativas que ahora se efectúan en hasta cuatro lugares distintos: el Espai Jove, la Fundación Caixa Rural Vila-real, la casa de barrio de El Progreso y en la actual sede de la entidad, en la calle Calvari.

En el otro extremo está la apertura del centro operativo de Creu Roja Vila-real, que pasará del inmueble que actualmente ocupan en la calle Calvari al de la antigua estacioneta de la Panderola. En este caso, fuentes de la organización social indican que «aún no hay fecha», aunque confían en que pueda ser una realidad a lo largo del próximo año.

Y es que, pese a que las obras de acondicionamiento que tenía que ejecutar el Ayuntamiento ya han concluido, ahora faltan las de distribución interior, que tiene que asumir el colectivo y que requieren una tramitación compleja, al tener que contar con la autorización de Madrid.

COLABORACIÓN // En cualquier caso, el consistorio continúa manteniendo su apuesta por colaborar con Cruz Roja Vila-real. Y así se lo transmitió el alcalde, José Benlloch, a la nueva presidenta local, Carmen Galindo, en una reunión en la que también estuvieron presentes su antecesora en el cargo, María Arrufat, así como la directora técnica, Arantxa Monsonís; y el concejal de Servicios Sociales, Álvaro Escorihuela.

El alcalde tuvo palabras de agradecimiento hacia Galindo, por su compromiso social al asumir la presidencia de Cruz Roja Vila-real, y también reconoció la labor que durante los últimos años realizó Arrufat.

En la cita se repasaron los principales proyectos que lleva a caso la agrupación y se hizo hincapié en que esta «es una pieza clave en la alianza social que el equipo de gobierno mantiene con la ciudad para dar respuesta a los colectivos más vulnerables».

Y se abordó el proceso para el traslado de la sede de Cruz Roja a las nuevas dependencias del edificio de la estacioneta de la Panderola, de manera que confían en acelerar los trámites y las obras que restan para contar con un espacio en mejores condiciones para desarrollar su trabajo.