+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 

Vila-real

 

tres décadas de festival

Danza, equilibrismo y teatro en estado puro en la segunda jornada de FitCarrer

Las compañías locales Visitants y Nafrat representaron sus producciones

 

Una decena de grupos propusieron atrevidas propuestas de equilibrismo o mimo en el segundo día del FitCarrer. - GABI UTIEL / MEDITERRÁNEO

Los espectadores fueron los grandes protagonistas del espectáculo ‘Tempus’ que propuso la compañía Visitants. - GABI UTIEL / MEDITERRÁNEO

J. C.
07/05/2017

Una decena de compañías teatrales de tan variada procedencia como Cataluña, Francia, Murcia, Andalucía y Comunitat Valenciana --incluídos grupos locales de Vila-real-- protagonizaron la intensa segunda jornada del Festival Internacional de Teatre de Carrer (FitCarrer) que, en esta 30ª edición, continua liderando, más si cabe, el panorama de teatro de calle en España.

Y es que, como recordó recientemente su director, Pau Ayet, este «es el certamen más antiguo exclusivamente de representaciones de calle de todo el Estado». Una cita que nació en 1987 de la mano de Xarxa Teatre y que en sus primeros años tuvo que superar las críticas de un público poco dado a este tipo de espectáculos que, por lo general, eran rompedores y vanguardistas, y que en la actualidad se ha convertido en un público especializado, capaz de apreciar cada uno de los detalles y los mensajes que encierran las diferentes obras que asaltan calles y plazas de la ciudad.

ELENCO // Entre los grupos que el sábado tuvieron su protagonismo en la 30ª edición del FitCarrer había dos de Vila-real que, como de costumbre, gozaron de un gran éxito entre sus conciudadanos. Por un lado, Visitants puso en escena en el entorno de los mercado ambulantes de la verdura y de la ropa su proyecto Tempus. Decenas de compradores no dudaron en participar activamente en la representación y disfrutar de la misma, pues los actores les convirtieron en protagonistas. Por su parte, la compañía Nafrat estrenó su trabajo El viatge de la vergonya, una obra cargada de sentimientos y crítica con la actitud de Europa respecto a los refugiados que huyen de la guerra.

Fue, la de el sábado, una jornada en la que no solo tuvieron presencia los aspectos interpretativos, sino que también destacaron la danza --de la mano de A Tempo Dansa, también de Vila-real--, las piruetas y el equilibrismo más perfeccionista o el más delicado mimo y el simbolismo aportado por el dúo francés Content Pour Peu.