+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

EN LOS DOS PRIMEROS MESES DE SERVICIO

El nuevo bus urbano de Vila-real multiplica por cuatro los pasajeros del anterior

 

El autobús que cubre la línea 2 del nuevo servicio pasa, entre otras vías, por la calle Joan Baptista Llorens. - MANOLO NEBOT

JOSEP CARDA 08/01/2019

Las dos líneas del nuevo servicio de autobús urbano --por el momento gratuito-- que se puso en marcha el pasado 5 de noviembre, sobrepasan la cifra de 10.000 viajeros en los dos meses en los que lleva de funcionamiento.
Los datos de que dispone el departamento de Movilidad, dependiente de la Concejalía de Territorio, indican que a lo largo del mes de noviembre las dos líneas sumaron 4.864 usuarios, mientras que en diciembre fueron 4.962. Unos números que dan una media de algo más de 200 pasajeros por cada jornada, contadas de lunes a viernes para la línea 1 y de lunes a domingo, para la 2.
Para el edil del área, Emilio Obiol, «las cifras son muy claras y objetivas e indican que se cuadruplica la cantidad de ciudadanos que, en el mismo período, utilizaban el servicio de autobús fantasma anterior, que casi nadie conocía que existía». Y es que en noviembre y diciembre del 2017 fueron 2.563 las personas que subieron al vehículo anterior, unas 7.500 menos que en el presente.
En el balance de los dos primeros meses de uso del nuevo servicio urbano destaca que la primera línea uno triplica en viajeros a la segunda debido a que, como explica el edil Obiol, «aquella llega hasta el Hospital Universitario de la Plana y, además, tiene un ramal que alcanza el IES Miralcamp a la hora de entrada y salida de los alumnos del mismo».
Con todo, el concejal de Territorio reconoce que, «aunque los datos están bien para el inicio de esta prestación, este gobierno del cambio, en su voluntad de hacer políticas para las personas, seguirá implementando el transporte público con medidas para potenciar su uso entre los vecinos».
En este sentido, Obiol confía en que «en unas semanas» se complete la colocación, en las 42 paradas habilitadas, de los paneles en los que se reproducirán los horarios de los autobuses que circulan en cada una de las dos rutas. Una acción que el edil considera «necesaria» para que «se multiplique mucho más los usuarios que ya registra el servicio sin contar con esa información in situ».
Asimismo, la gratuidad seguirá siendo una de las características de la iniciativa hasta que se apruebe definitivamente el Plan de Movilidad de la ciudad.