+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 

Vila-real

 

DESPUÉS DE AÑO Y MEDIO SIN APARECER

Las nutrias conquistan nuevos tramos de la desembocadura del Mijares

Hace más de un año que el río lleva agua de manera ininterrumpida, lo que ha permitido la abundancia de mamíferos acuáticos

 

El guarda analiza los restos de un cangrejo rojo americano, principal alimento de las nutrias. - MEDITERRÁNEO

R. D.
09/07/2017

Las nutrias están encontrando en el tramo bajo de la desembocadura del río Mijares un hábitat inmejorable para vivir. Recientemente la guardería rural del Consorcio río Mijares ha encontrado nuevos rastros de la presencia de nutrias en el tramo bajo de la desembocadura, muy cerca del mar Mediterráneo.

Se trata de un hecho importante que demuestra las buenas condiciones ecológicas que presenta el río en los últimos 15 kilómetros de recorrido. Las nutrias necesitan aguas limpias y comida en abundancia para poder vivir en condiciones. "Hemos encontrado unos rastros de nutria bastante recientes y en los alrededores 4 o 5 señales más. Se trata de una zona donde hace mucho tiempo que no localizábamos sus rastros. Aguas arriba de este lugar sí que hemos detectado muchos rastros de nutria pero en esta zona más baja de la desembocadura hacía más de un año y medio que no encontrábamos nada", indicó Gonzalo Juan, guarda rural del Consorcio río Mijares.

La guardería rural ha encontrado nuevos rastros de nutrias consistentes en excrementos depositados encima de las rocas en la parte del río perteneciente al término de Burriana. El análisis de las deposiciones da pistas del alimento de las nutrias consistente básicamente en cangrejos rojos americanos, anfibios y algunos peces. Es complicado descubrir si se trata de un solo ejemplar de nutria o de varios individuos. "No sabemos cuántas nutrias hay en el Paisaje Protegido de la Desembocadura del río Mijares. Para ello deberíamos hacer un estudio bastante amplio, ya que la nutria se mueve mucho, tiene mucho recorrido. Entonces determinar si se trata de un ejemplar o de varios es complicado", ha puntualizado el guarda rural.

Desde hace más de un año el río el Mijares lleva agua de manera ininterrumpida en la desembocadura, una situación que ha convertido el Paisaje Protegido del río Mijares en un hábitat repleto de vida y no sólo para las nutrias sino también para muchos otros grupos de animales como las aves acuáticas, los peces, los crustáceos, los anfibios, los macro invertebrados, varias especies de rapaces y diferentes carnívoros de tamaño medio como los zorros, los tejones o las jinetas.

Temas relacionados