+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 

Vila-real

 

los trabajos se prolongarán al menos durante cuatro días

Los operarios ya retiran la uralita y el amianto del Campió Llorens

Es el paso previo para el inicio de la demolición definitiva del pabellón

 

Imagen de la cubierta del pabellón con el Madrigal de fondo. - GABI UTIEL

X. P.
16/07/2016

Los operarios que trabajan en el derribo del pabellón Campió Llorens ya han iniciado la retirada de las piezas de uralita y amianto que cubrían parte de la infraestructura deportiva. Es el paso previo para la demolición definitiva de la infraestructura, que todavía no tiene fecha exacta, según el concejal de Territorio, Emilio Obiol.

El edil explicó que, “tras unas tareas burocráticas muy duras, los permisos para la retirada de estos materiales, muy sensibles y que demuestran que se trataba de un edificio anticuado, llegaron el jueves”. En este sentido, añadió que “estos trabajos se prolongarán al menos cuatro días, ya que son muy delicados debido a la peligrosidad que implica la manipulación de estas placas”.

Además, también se realizan obras de pavimentación de la calle Blasco Ibáñez --que ganará amplitud-- y de desvío de algunas líneas de cableado eléctrico a un transformador situado en la plaza José Soriano, cerca del campo del Madrigal. El objetivo es retirar un poste de la luz situado en el pabellón Campió Llorens.

Cuando la demolición se haga efectiva, comenzarán los trabajos de construcción de la nueva plaza, que tendrá más de 6.000 m2. El Villarreal CF asumirá los 140.000 euros de la obra, así como la construcción de un nuevo pabellón en la localidad, cuya ubicación aún se desconoce. H