+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

el vial tiene una extensión de 2,2 kilómetros y discurre por el paraje del termet

Otra baja temeraria demora el inicio de la reforma del circuito ‘running’

El consistorio confía en que la reforma del carril estará lista antes del verano. Una de las firmas reduce de 101.100 a 77.803 euros el precio de los trabajos

 

El endurecimiento del pavimento obliga a cambiar los materiales de la vía. - MEDITERRÁNEO

JOSEP CARDA
03/03/2018

Como ya ocurrió con la licitación del contrato de mantenimiento de vías urbanas y rurales, el tendente a adjudicar la nueva pavimentación del circuito de running del Termet ha corrido una suerte muy similar.

En este caso, y aunque solo son dos las mercantiles que presentaron sus respectivas ofertas, una de ellas ha incurrido en lo que se denomina baja temeraria, lo que obliga a dilatar la tramitación del expediente de contratación, por cuanto la empresa en cuestión tiene que justificar una reducción del precio del contrato que los técnicos municipales tienen que analizar y validar.

Y es que la sustitución del pavimento del vial de los 2,2 kilómetros de circuito de running que se habilitaron a finales del 2014 en el paraje natural vila-realense se licitó por 101.100 euros (IVA incluido) y, mientras una de las firmas ofrece realizar la obra por 96.055 euros, otra lo hace por 77.803, lo que representaría ejecutar los trabajos por un 77% del presupuesto de licitación.

En principio, la mercantil debería haber remitido al consistorio la justificación de tal baja, lo que permitiría a los técnicos analizar la documentación para proponer su validez o descartarla.

En cualquier caso, todo apunta que la renovación del eje que a diario utilizan cientos de personas para correr, se completará antes del verano, pese al retraso en la tramitación provocado por la baja temeraria de una oferta.

MEJORAS // Un apartado a destacar que implementa la puntuación de cada propuesta es el relativo a las mejoras que ambas mercantiles introducen. Así, una de ellas ofrece construir un tramo de circuito, ahora inexistente, en el espacio que separa el camino que da acceso a la piscina del Termet y la escalinata de la ermita, lo que representa un valor añadido de 1.276 euros. Además, también está dispuesta a sustituir el 5% de las vigas de madera que delimitan el carril (3.030 euros) e instalar señalización horizontal y vertical para aumentar la seguridad de los usuarios de la vía, con otros 1.700 euros.

Por su parte, la otra empresa que aspira a hacerse con la adjución apuesta por realizar labores de mantenimiento y reparación del circuito de forma gratuita durante un año (con un valor de 10.800 euros); y el empleo de un aditivo a la mezcla del material a usar como nuevo pavimento para controlar el polvo que se levanta al correr sobre él, lo que representa otros 7.878 euros.

La mejora del circuito de running se enmarca en el plan de mejora del paraje del Termet, anunciado en julio del pasado año.