+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 

Vila-real

 

el ayuntamiento impulsa la iniciativa en colaboración con entidades locales

El parany resiste y se ofertará un año más en la Escola de Tradicions

También se incluye ‘dolçaina i tabal’, el canto coral o los bombos y tambores. Apaval organiza el curso que se enmarca en la iniciativa del área del edil Cortells

 

Aprender a ‘xiular’ es uno de los objetivos de la escuela del parany. - MEDITERRÁNEO

JOSEP CARDA
27/09/2017

El parany y su espíritu resisten los numerosos obstáculos con los que se encuentra esta práctica cinegética y que siguen impidiendo su legalización, de manera que la Escola de Tradicions que se coordina desde la Concejalía que encabeza el edil Santi Cortells vuelve a incluir el curso que dirige la asociación Apaval.

Así lo indicó ayer Cortells durante la presentación de la oferta de propuestas --un total de ocho-- que dan forma a la Escola de Tradicions Local de Vila-real de este ejercicio. En el caso concreto de la del parany, los alumnos aprenderán nociones sobre etnología y etnografía, así como ornitología, a la vez que se iniciarán en el toque del reclam tradicional, el instrumento que imita el canto de los tordos y que se ha venido utilizando desde hace siglos para practicar este tipo de caza.

«La Escola de Tradicions es un proyecto propio de este Ayuntamiento que tiene como finalidad hacer visible aquello que nos hace y que nos define como pueblo y que forma parte de nuestra cultura, lo que nos permite mirarnos y reconocernos en un espejo, así como a nuestros antepasados», dijo Cortells, quien aseguró aspirar a «ir todavía más lejos y construir las tradiciones desde aquello que existe, convirtiéndolas en un atractivo económico y turístico, a través del fomento del patrimonio, tanto material como inmaterial», argumentó.

MÁS INICIATIVAS // Pero la del parany no es la única oferta de este recurso formativo impulsado por la delegación que actualmente encabeza el concejal Cortells, sino que hay otras siete oportunidades de aprender tradiciones y costumbres, «sean del tipo que sean, tanto laicas como religiosas, festivas, creativas, musicales o sociales», afirmó el edil.

Y en el marco de esa oferta se encuentra la escuela de bombos y tambores, en la que se dan clases colectivas para público de todas las edades que, posteriormente, darán la oportunidad de participar en las distintas celebraciones en las que se requiere la presencia de este colectivo local.

Tampoco faltarán los cursos de dolçaina y tabal, a cargo del colectivo El Trull y que arrancarán en días. También tendrán cabida las ofertas formativas de la Agrupación Musical Virgen de Gracia y de la Unió Misical la Lira, así como la destinada a fomentar el deporte autóctono de la pilota, además de la de coro que lidera la Coral Sant Jaume de Vila-real.

«Nuestra ciudad cuenta con una gran riqueza en su patrimonio que hay que fomentar y hacer grande. Es por ello que las tradiciones se mantienen pero también se adaptan a las nuevas necesidades», aseveró Cortells.