+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

en breve se sumarán los últimos 60 beneficiarios

Los planes de empleo ocupan y dan formación a 250 parados

El programa para jóvenes que se inicia en febrero abre la fase de selección

 

R. D.
19/01/2018

El Ayuntamiento de Vila-real empieza el año con 150 personas trabajando a través de diferentes planes de empleo, a las que en los próximos días se sumarán los 60 jóvenes de entre 16 y 30 años del programa operativo de empleo juvenil (POEJ), que en breve serán seleccionados para participar en la iniciativa de formación remunerada, junto a los cinco técnicos encargados de dirigirla.

«De este modo, 2018 comienza con 215 ciudadanos integrados a través de diferentes acciones como las de T’avalem, la de desempleados de larga duración o la dirigida a mayores de 45 años», explica el concejal de Economía, Xavier Ochando. «Los jóvenes que no estén inscritos en el sistema de Garantía Juvenil están a tiempo de hacerlo, ya que a mediados de la próxima semana se realizará la elección de los participantes, que comenzarán el proyecto en febrero, con una duración de nueve meses», indica el edil.

La propuesta mixta de formación y empleo llega a través del Fondo Social Europeo (FSE), está gestionada por el Ministerio de Trabajo y, tal y como afirma Ochando, «ayudará a los beneficiarios a conseguir una nueva oportunidad e integrarse en el mercado laboral, en especial, a la industria 4.0, pues hay que formarse para no quedarse atrás».

INVERSIÓN // El plan que arrancará en la localidad en unas semanas cuenta con un presupuesto de 446.572 euros y se dirige a tres tipos de colectivos: jóvenes sin ninguna formación (30 plazas en total), jóvenes con formación básica y media (20) y jóvenes con formación superior (10).

«El objetivo es cubrir las necesidades detectadas para cada grupo, de manera que se van a realizar cinco acciones formativas que darán lugar a los certificados de profesionalidad, que se combinarán con prácticas reales en empresas, y el equipo con formación superior tendrá un programa de becas en centros de trabajo», apunta el concejal.

La elección de la formación que se impartirá se ha efectuado tras la realización de un estudio y diagnóstico de la situación en la ciudad, así como de las perspectivas del mercado laboral.