+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

afecta a LA ZONA NORTE DE LA CIUDAD

Programan mejorar 163.000 m2 de otros dos polígonos industriales

La medida se suma a la adecuación de las áreas del vial a Onda, Miralcamp, les Voltes y Molí Nou . El Ayuntamiento solicita al Ivace subvenciones de 200.000 y 102.000 euros para ambos proyectos

 

El concejal Obiol explicó sobre los planos los trabajos a realizar. -

JOSEP CARDA
14/03/2019

El Ayuntamiento de Vila-real opta a dos nuevas subvenciones del Instituto Valenciano de Competitividad Empresarial (Ivace) para llevar a cabo la mejora de otros dos polígonos industriales que, en el supuesto de que la Administración autonómica las apruebe, se sumarán a las de las áreas de la carretera de Onda, Miralcamp, les Voltes y Molí Nou, que tal y como apuntó ayer el concejal responsable de Territorio, Emilio Obiol, prevén licitar este mes.

En este caso, la inversión para adecuar las zonas empresariales del camí la Travessa y de Reg Nou, ambos en el extremo norte de la ciudad, es de 200.000 y 102.000 euros, respectivamente. Cantidades que están muy lejos de las concedidas en la anterior convocatoria de las ayudas del Ivace, que en Vila-real alcanzaron los 3,2 millones de euros.

El edil Obiol explicó que los trabajos en el área de la Travessa afectarán a una superficie de 112.000 m2, delimitada por las avenidas Grècia, França y Castelló, y la nacional 340. «Se trata de un espacio con una importante actividad empresarial, tanto de azulejeras, como de automoción y comerciales», dijo el concejal.

En este proyecto incluyen, entre otros elementos, la creación de una rotonda al inicio de la avenida França por el norte, frente a los concesionarios de Ford (Vedat) y de Seat-Volkswagen. «Este es un cruce peligroso y que, además, se encuentra a una cota baja, lo que origina la inundación de la zona cuando llueve de forma torrencial», añadió.

SIN ALCANTARILLADO // Por otra parte, Obiol incidió en la necesidad de acometer la adecuación del segundo polígono para el que solicitan una subvención de 102.000 euros. Y es que en este espacio ni siquiera existe una red de alcantarillado, «por lo que las firmas instaladas allí vierten a fosas sépticas o, incluso, a acequias», puntualiza el edil. Para dar una solución a este problema, instalarán una estación de bombeo que llevará las aguas residuales a una tubería de unos 650 metros de longitud que, a su vez, enlazará con la de la avenida França, «con el fin de mejorar un asunto tan elemental como el de un saneamiento hasta ahora inexistente», concretó.

El máximo responsable municipal en materia de Territorio asegura confiar en que «el Ivace resuelva la concesión de las subvenciones con mayor celeridad que el año pasado, con el fin de que los consistorios tengan más tiempo para licitar las obras», concluye el edil vila-realense.