+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

MEDIANTE EL IVACE

Proponen desdoblar el vial que une con Onda para impulsar la industria

El tramo es desde la rotonda de Senda Pescadors hasta el puente de la AP-7

 

El Ayuntamiento pretende desdoblar la calzada de parte del vial de Onda. - Batiste Safont

Josep Carda
09/07/2018

El Ayuntamiento de Vila-real ha solicitado una subvención al Instituto Valenciano de Competitividad Empresarial (Ivace), dependiente de la Conselleria de Economía Sostenible, Sectores Productivos, Comercio y Trabajo, para desdoblar la calzada del tramo de la carretera de Onda que resta por ampliar, y que se extiende desde la rotonda del cruce con la calle Senda Pescadors --glorieta por la que se accederá la futura ronda suroeste-- hasta pasado el puente que salva la AP-7, la autopista en dirección a Onda.

Así lo informa el alcalde, José Benlloch, quien indica que la solicitud se realiza en el marco de las inversiones para reindustrialización que convoca la Generalitat. «Tengo la esperanza de que nos concederán esta ayuda para financiar la creación de un carril más por cada sentido de circulación en este tramo de la carretera de Onda, una intervención para la que el Ayuntamiento tendría que aportar el proyecto técnico, algo que tendremos que encargarlo a un gabinete externo porque los técnicos municipales no pueden llegar a todo», apuntó.

3,5 millones de euros

De esta manera, el primer edil se muestra confiado en que se conceda la ayuda solicitada, que suma 3,5 millones de euros, que se destinaría a potenciar diferentes polígonos industriales, a la vez que unos 700.000 euros servirían para completar los dos kilómetros que quedan por duplicar de la carretera CV-20, entre la ciudad y Onda. Además, también deberá ampliarse el puente sobre la AP-7.

El pasado mes de septiembre, el munícipe ya anunció acciones para acometer la ampliación de esta infraestructura viaria, considerada vital para garantizar el desarrollo de la zona industrial que se extiende a ambos lados de la calzada, lo que facilitará la ampliación de empresas ya implantadas en este espacio y la instalación de otras nuevas.

Para Benlloch, «este es el momento para ejecutar este proyecto». Al respecto, argumenta que hay que tener en cuenta el aumento de la actividad industrial que se registra en la ciudad, especialmente en el último año, a lo que se debería sumar la finalización de la construcción de la ronda suroeste, si se cumplen los plazos dados por la Conselleria de Vivienda, Obras Públicas y Vertebración del Territorio.

Más acciones

El resto del apoyo económico sería, según acordaron en el pleno de marzo, para la zona entre Miralcamp y el Camí les Voltes, el PAI Alaplana, y los alrededores, así como el área Sudoeste y el Molí Nou. Unas peticiones que servirían para urbanizar al 100% la parte de la avenida de Castelló y se plantean la construcción de un carril bici.