+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

EN BASE A LAS PREVISIONES PARA EL PRÓXIMO EJERCICIO

PSPV y Compromís, a la greña por el IBI y la liberalización de la AP-7 en Vila-real

Los nacionalistas dudan de la merma de ingresos de la autopista, pese al informe de Tesorería. El portavoz del ejecutivo, Javier Serralvo, denuncia la «mala fe» de los anteriores socios de gobierno

 

La liberalización de la AP-7 el 1 de enero repercutirá en 180.000 euros menos para las arcas municipales. - MEDITERRÁNEO

JOSEP CARDA
14/08/2019

Las diferencias y el enfrentamiento que ya se evidenciaron en el último tramo de la legislatura entre el PSPV-PSOE y Compromís --pese a ser socios de gobierno en aquella etapa-- se han visto notablemente incrementados en las últimas semanas.

Tanto es así que el concejal nacionalista Santi Cortells critica fuertemente la subida del IBI para el próximo ejercicio y llega a dudar de las afirmaciones realizadas por el alcalde, José Benlloch, al respecto de que la liberalización de la autopista AP-7 acarreará una merma de ingresos de 180.000 euros anuales. Unas declaraciones que cuentan con el aval del portavoz del grupo municipal, Josep Pasqual Sancho.

Una merma que también afectará a otros 14 municipios de la provincia de Castellón --con una suma total de 2,5 millones--, por los que discurre el vial en cuestión, actualmente de peaje y que el Gobierno asegura que pasará a ser de libre tránsito a partir del próximo 1 de enero.

Las afirmaciones de Cortells contaron ayer con una respuesta contundente por parte del portavoz del ejecutivo local, el socialista Javier Serralvo, quien lamentó la «mala fe» o la «ignorancia» del edil de Compromís, al poner en duda las consecuencias que la liberalización de la AP-7 tendrá para las arcas municipales. Unas consecuencias que justificó con un informe elaborado por el departamento de Tesorería.

«Ha tenido el despacho a dos metros de las oficinas de Recaudación y ha sido incapaz de interesarse nunca por los ingresos del Ayuntamiento. Si lo hubiera hecho, incluso ahora, no habría tardado ni un segundo de disponer de los datos: 1,8 millones de euros recaudados por el IBI de la autopista desde el 2009», recriminó Serralvo a Cortells.

«Si no sabía esto, que forma parte de los ocho presupuestos municipales que se han elaborado y aprobado por Compromís en los últimos años, habrá que preguntarse a qué se ha dedicado. Será a tocar la guitarra, porque lo que es mirarse los presupuestos que después avalaba sin abrir nunca la boca en contra, está claro que no», aseveró.

CAMBIOS // Para Serralvo, resulta «evidente por qué no quisieron asumir responsabilidades y seguir formando parte del equipo de gobierno: por su incapacidad para gestionar la ciudad y arrimar el hombro para ayudas a Vila-real a salir adelante». Y añade: «Este no es el Compromís con el que empezamos a construir el cambio en Vila-real, trabajando codo con codo para hacer frente a los empastres y la herencia que nos dejó el Partido Popular».