+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 

Vila-real

 

A vueltas CON EL VALENCIANO

Serralvo defiende exigir el requisito lingüístico para la plaza de secretario

Cantó (Cs) asume las críticas del partido en Vila-real y las lanza por las redes sociales. Reitera que la medida cuenta con el aval de los técnicos y de la normativa legal

 

Javier Serralvo. -

JOSEP CARDA
23/01/2020

El portavoz del equipo de gobierno de Vila-real, Javier Serralvo, defendió ayer la «legalidad» y la «conveniencia» de exigir que la persona que asuma el puesto de secretario municipal --que deberá ocupar la plaza en los próximos meses, tras la jubilación del anterior-- tenga conocimientos medios de valenciano, para lo que se reclamará el certificado del nivel C1 de la Junta Qualificadora de Coneixements en Valencià.

Y lo hizo ante las críticas que, al menos por el momento, únicamente Ciudadanos --tanto a nivel local como provincial y autonómico--, ha realizado ante la decisión del ejecutivo local y del pleno de la corporación de incluir el requisito lingüístico en las peticiones que se elevan al Gobierno central, que es el que otorga la plaza. Unos requisitos que suman, aunque esta vez como mérito, al hecho de que esté especializado en materia urbanística.

Para Serralvo, en Ciudadanos «están entrando en una deriva en contra de la lengua, a pesar de que en Vila-real nunca ha existido confrontación en este aspecto desde que se aprobó, en el año 1994, el Reglament de Normalització Lingüística, con el consenso de todos los grupos».

RESPUESTA // En este sentido, y en contestación a la portavoz adjunta de Cs en el Ayuntamiento de Vila-real, Natalia Gil, así como al máximo dirigente de esta formación en la Comunitat, Toni Cantó --quien ha criticado la medida en las redes sociales--, el edil socialista aseveró que «lo único que se pide es que, además del castellano, también conozca el valenciano la persona que será la máxima autoridad en la redacción de documentos en el consistorio».

Serralvo calificó de «muy grave» que desde el partido que en la ciudad lidera Domingo Vicent «se critique que en Vila-real, cuya lengua propia es el valenciano, como se recoge en el Reglament de Normalització Lingüística y también en el Estatut, se reclame que un alto funcionario de esta casa conozca el idioma».

Una norma en la que, como hizo hincapié el portavoz del ejecutivo, «se indica que los ciudadanos tienen derecho a usar el valenciano, oralmente y por escrito en las instancias públicas, a la vez que se insta a hacer efectivo el uso de nuestra lengua como propia de la Administración local».

EL TUIT DE CANTÓ // El líder de Cs en la Comunitat, Toni Cantó, no quiso estar ajeno a la medida y lanzó su particular tuit: «El Ayuntamiento socialista de Vila-real crea una plaza para secretario municipal y pide el valenciano como requisito. Los idiomas tienen que ser méritos y no barreras. ¿Sabeis lo peor? Que el PSOE tiene mayoría absoluta y no necesita a Compromís».

Al respecto, Serralvo reclamó a Cantó «que se informe mejor», al tiempo que le recomendó «mirarse bien el Estatut d’Autonomia e, incluso, la Constitución, en la que se habla de la especial protección que hay que dar a las lenguas minoritarias cooficiales».