+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

convenio de colaboración

Vila-real, Alzira y la AVL se unen en la difusión de la figura de Jaume I

Benlloch aprovecha la firma del pacto en el Hostal del Rei para reivindicar el edificio. El 17 de febrero la ciudad será sede de una jornada sobre el monarca y su época

 

Ramon Ferrer, José Benlloch y Diego Gómez firmaron ayer el convenio para difundir la figura de Jaume I. - SLOWPHOTOS

JOSEP CARDA
25/01/2018

Los ayuntamientos de Vila-real y Alzira, junto a la Acadèmia Valenciana de la Llengua (AVL), se han unido para concentrar en ambas ciudades los elementos de difusión de la figura del rey Jaume I y la época en la que vivió.

De esta forma, el convenio firmado ayer por los alcaldes José Benlloch y Diego Gómez, así como por el presidente de la AVL, el vila-realense Ramon Ferrer, establece que la jornada que anualmente reúne a especialistas en el siglo XIII se celebrará alternativamente en cada uno de estos municipios. Como en diciembre del 2016 se desarrolló en Alzira, en esta ocasión será Vila-real la sede de la cita, que tendrá lugar el próximo 17 de febrero, tan solo tres días antes de que la ciudad conmemore la concesión de la Carta Pobla por parte del monarca fundador de la villa. La rúbrica del documento se llevó a cabo ayer en la tercera planta del Hostal del Rei --que el Ayuntamiento utiliza como fondo del área de Museos--, el edificio protegido y monumento nacional que Benlloch reitera que quiere que pase a ser patrimonio municipal, tras comprar un particular el bajo y la primera planta del inmueble a una inmobiliaria ligada a Bankia, pese a que el consistorio mostró gran interés por llegar a un acuerdo para adquirirlo.

«Es un orgullo poder hacer oficial este acuerdo en un espacio tan significativo a nivel histórico para nuestra ciudad, ya que el mismo rey lo pidió crear poco después de fundar esta villa y dos años después murió en Alzira», señaló el munícipe.

Por su parte, Ferrer destacó la importancia de esta jornada, en la que «cualquier investigador o experto en la materia sabrá que los dos municipios son los lugares de referencia para estudiar esta interesante temática».

Y el alcalde de Alzira aseguró que tanto la capital de la Ribera Alta como Vila-real «son piezas clave de la historia, ya que están unidas por el paso del rey, que dejó un importante legado». «En nuestro caso, todavía conservamos uno de los muros del antiguo palacio y aquí se mantiene el edificio en el que estamos».