+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

CON CARGO A LOS REMANENTES DEL 2017

Vila-real asigna 150.000 euros al plan piloto de mejora del bus urbano

 

Uno de los retos del plan piloto es lograr una mejor conexión con los centros educativos, deportivos y sanitarios. -

JOSEP CARDA 25/08/2018

Un total de 150.000 euros asignará el equipo de gobierno de Vila-real, liderado por el socialista José Benlloch, a poner en marcha el plan piloto para mejorar el servicio de transporte público urbano, una de las grandes apuestas para la actual legislatura.
Así lo anunció ayer la concejala de Hacienda, Sabina Escrig, en su comparecencia para explicar el destino de 1,5 millones que restaba por distribuir de los remanentes del 2017. Un anuncio que se suma al que realizó días atrás el alcalde Benlloch, en referencia a que también se asignarán algo más de 300.000 euros a la adecuación y redistribución de los 701 m2 del edificio que se salvó del derribo de los antiguos juzgados, con el fin de trasladar allí el departamento de Tesorería y la Concejalía de Economía.
Como ya publicó Mediterráneo el pasado mes de junio, entre los objetivos fundamentales de la apuesta por dotar a Vila-real de un mejor transporte público urbano están el de triplicar el servicio de bus, así como redefinir horarios y paradas, con el fin de garantizar y ampliar las conexiones, de manera especial, entre los centros educativos, los sanitarios y los de carácter deportivo.
Asimismo, la concejala Escrig destacó otras partidas a financiar con cargo a los remanentes del pasado ejercicio, como es el caso de los 50.000 euros destinados a ampliar el centro Molí la Vila de la Asociación de Familiares de Personas con la Enfermedad de Alzheimer (AFA), los 155.000 para los patrocinios deportivos, 20.000 para complementar el convenio para las obras del coro en la basílica de Sant Pasqual, o la colaboración municipal en los centenarios de Caixa Rural Vila-real, la Cooperativa Católico-Agraria y la Joventut Antoniana, con 7.500 euros para cada uno de estas entidades vila-realenses.
Escrig explicó que también se complementan una veintena de áreas municipales y que, en todo caso, «todavía quedarán pendientes de distribuir de los remanentes un total de 137.918 euros, «para lo que pudiera llegar».
«Con estas modificaciones de crédito, este equipo de gobierno continua apostando por la sociedad, priorizando nuestra alianza con la asociaciones de la ciudad y las personas, con responsabilidad y prudencia». Y añadió que «lejos de gastos faraónicos, invertimos en aquellas cosas necesarias, suplementando partidas, para hacer que Vila-real continúe avanzando», a pesar --fijo-- «de aquella herencia que nos dejó el PP, como consecuencia de su política de urbanismo a coste cero».