+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 

Vila-real

 

ÚLTIMO MERCADILLO QUE QUEDABA POR RETOMAR POR EL COVID-19

Vila-real recupera el mercado de proximidad en la plaza Major

 

El mercadillo de frutas y verduras de los jueves ya es todo un referente en la venta de productos de proximidad. -

19/07/2020

El mercado ambulante de productores agrícolas de proximidad volverá el jueves a ocupar la plaza Major de Vila-real adaptado, eso sí, a la nueva normalidad y a los requerimientos sanitarios y de seguridad que obliga el covid-19.

En total son 12 los puestos que instalarán en el céntrico ágora, en horario de 9.00 a 14.00 horas. «Estábamos con muchas ganas de regresar a la plaza Major», aseguraba ayer una de las vendedoras que también monta su parada en el mercado de los sábados.

El gabinete técnico, órgano encargado de asesorar al gobierno local en la desescalada, ha autorizado a la Concejalía de Economía dirigida por Xus Madrigal a reanudar este mercadillo en el que, básicamente, ofertan frutas y verduras de la ciudad o la comarca.

La reactivación de esta cita comercial de los jueves se suma al resto de acciones que lleva a cabo el consistorio vila-realense en el marco del plan para fomentar la recuperación de la economía local. «El comercio de proximidad es un elemento fundamental en la dinamización de la ciudad», señala el concejal Madrigal, quien avanza que el Ayuntamiento supervisará que los productos agrícolas que vendan en este mercado sean del cultivo de los propios agricultores. Una medida que, como destaca el edil, demuestra una vez más «el apoyo unánime de este ejecutivo al sector agrícola, en especial al vinculado a explotaciones familiares, que ahora pasa por unos momentos muy duros».

MEDIDAS // Para cumplir con las medidas sanitarias, la Policía Local regulará el acceso y salida al recinto, que tendrá dos entradas diferenciadas. El aforo permitido de los puestos de venta se reduce al 75% y controlarán la cantidad de personas en el recinto, que en ningún caso podrá superar las 500.

Los compradores tendrán gel hidroalcohólico en la entrada a la plaza que deberán utilizar. Asimismo, tendrán que mantener una distancia mínima de seguridad de 1,5 metros y usar mascarilla. La Policía Local y Protección Civil serán las unidades encargadas de garantizar que en todo momento respeten las medidas de distanciamiento e higiene, que recordarán con cartelería informativa distribuida por el espacio.

Este es el tercer mercado de venta no sedentaria que se reanuda en la localidad y que, como apunta el edil Madrigal, lo hace con «con prudencia y responsabilidad». El primero fue el de alimentación de los sábados, reubicado en el aparcamiento frente al Palau de Justícia y junto a Carrefour, donde aún permanece. Y posteriormente, hace aproximadamente un mes, hizo lo propio con el de ropa y complementos, que queda emplazado junto a la Ciutat Esportiva Municipal.