+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

Decisión judicial

Vila-real recurrirá una nueva sentencia de 1,2 millones por ocupar los terrenos de la avenida França

El alcalde anuncia que harán públicas las resoluciones para informar a los vecinos

 

Vila-real recurrirá una nueva sentencia de 1,2 millones por ocupar los terrenos de la avenida França -

01/02/2018

El Ayuntamiento de Vila-real ha recibido una nueva sentencia del Juzgado de lo Contencioso-Administrativo nº2 de Castellón, que condena a la ciudad a pagar 910.211 euros por la ocupación de una parcela privada para realizar una nueva salida hacia Castellón, a través de la apertura de la avenida de Francia. Una cantidad a la que se le podrían sumar alrededor de 300.000 euros más en concepto de intereses generados desde el 5 de noviembre de 2009, momento en el que se produce la ocupación de los terrenos a sus legítimos propietarios, lo que sumaría 1,2 millones en total.

Así lo ha dado a conocer el alcalde, José Benlloch, que ha anunciado que la sentencia, que data del 9 de enero de 2018, podría no ser la única, ya que “hubo más personas afectadas por la creación de esa avenida y en este caso sólo hablamos de un particular” y ha afirmado que “vamos a interponer un recurso de apelación al Tribunal Superior de Justícia de la Comunitat Valenciana (TSJCV) para discutir desde cuándo cuentan los intereses, ya que fue en 2011 cuando empezó a rodar el tráfico por la avenida, aunque lo que es evidente es que se hizo un empastre y se ocupó ilegalmente un terreno”.    

“Poco nos quedaba ya por ver de un equipo de gobierno irresponsable que tenía una gran imaginación y hacía auténticas maravillas ilegales a su alcance con tal de inaugurar  y cuyos empastres ahora nos desbordan a nosotros”, asegura el primer edil. “Creíamos que lo habíamos visto todo, pero por primera vez se impone una compensación del 25% por la ilegítima ocupación del terreno, ya que el juez considera una burla absoluta a la ley que, a sabiendas de que lo que estaban haciendo estaba mal, no les importó hacerlo”, indica.