+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

convenio de colaboración

Vila-real reubica el Aula Mentor en la sala de informática de Caixa Rural

En el 2015 fueron casi 400 las personas que realizaron alguno de los 170 cursos. La medida permite ampliar el número de ordenadores al servicio del alumnado

 

La sala de informática de Caixa Rural acogerá el Aula Mentor. - CARDA

Enric Portalés y el alcalde Benlloch presentaron el nuevo programa. - CARDA

JOSEP CARDA
14/01/2016

El Ayuntamiento de Vila-real y la Fundació Caixa Rural Vila-real han acordado reubicar la sede local de la red Aula Mentor --en la ciudad se implantó en el 2013- en la sala de informática que la entidad dispone en su edificio social situado en la plaza Major.

Así lo anunciaron ayer el alcalde vila-realense, José Benlloch; y el presidente de Caixa Rural, Enric Portalés, quienes destacaron la apuesta del municipio por impulsar las marcas de Ciudad de la Innovación y de la Educación.

Según explicó el primer edil, en el 2015 se matricularon en el Aula Mentor local cerca de 400 personas, que se formaron en alguno de los 170 cursos que se imparten en este programa dependiente del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte. Un 80% de ellas eran vila-realenses y en el restante 20% se trataba de ciudadanos de localidades vecinas, “como Onda, Burriana o Castellón, lo que pone en evidencia que este es un servicio de ámbito comarcal”. Y es que en la provincia de Castellón solo hay otras aulas Mentor en Segorbe, les Alqueries, Morella, Sant Mateu y Vilafranca, según los datos que facilita el propio Ministerio.

“En esta nueva etapa que empieza en la Fundación Caixa Rural Vila-real vamos a intentar, aprovechando las posibilidades de nuestro aula de informática, realizar nuevos cursos que irán destinados, fundamentalmente, a las personas con mayores dificultades a la hora de desenvolverse con las nuevas tecnologías”, señaló Enric Portalés.

RECURSO DE VALOR // Tanto Portalés como Benlloch coincidieron en afirmar que esta iniciativa que el Gobierno impulsa desde hace más de 20 años “supone un recurso de alto valor para la inclusión formativa de ciudadanos que pueden estar en situación de exclusión”. Precisamente, y en este sentido, el munícipe hizo hincapié en el reconocimiento que desde el Ministerio de Educación se ha hecho a la política social que, desde Servicios Sociales, se ha llevado a cabo para “que ninguna persona que quisiera realizar alguno de estos cursos se quedara sin poder realizarlo porque no podía pagar los 48 euros que cuesta formalizar la matrícula”. H