+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 

Vila-real

 

PROGRAMA MUNICIPAL

Vila-real suma el colegio concertado de los Carmelitas a su plan de seguridad escolar

El objetivo es evitar riesgos para los niños en un vial transitado como la calle Ermita. Servicios Públicos invierte 28.600 euros en adecuar la acera y vallar los accesos

 

Los trabajos empiezan con el levantamiento de la acera, que estaba en mal estado, y el arrancado de arbolado. - CARDA

R. D.
03/12/2019

El departamento de Servicios Públicos del Ayuntamiento de Vila-real acaba de iniciar los trabajos de adecuación del entorno del colegio concertado Virgen del Carmen, un proyecto enmarcado en el plan de mejora de la seguridad en los accesos a los centros educativos de la ciudad. Las obras se desarrollarán en dos fases, con el objetivo de afectar lo mínimo posible a la actividad de esta escuela ubicada en la calle Ermita, a la vez que está previsto que finalicen a lo largo del mes de enero.

El edil de Servicios Públicos, Francisco Valverde, subrayó ayer que la intervención tiene como prioridad «garantizar la seguridad a la entrada y salida de los escolares, aunque también incluirá otras mejoras del entorno». Y es que el colegio de los Carmelitas cuenta con dos puertas diferenciadas, situadas en la propia calle Ermita y en el vial Velòdrom, perpendicular al primero.

Por el momento, los trabajos han arrancado en el acceso de la vía que une el casco urbano con el paraje natural del Termet. «Se está procediendo a la sustitución del pavimento de la acera, que presenta un considerable deterioro, especialmente evidente a causa de las raíces de los árboles emplazados allí», explicó el concejal Valverde, quien añadio que, por este motivo, la reforma también contempla la renovación del arbolado. Finalmente, instalarán un vallado de separación entre la acera y la calzada que garantice la seguridad de los escolares a la entrada y salida de las clases.

VACACIONES // Valverde hizo hincapié en que, «para no afectar a la actividad del centro, la obra en la zona de la calle Velòdrom se acometerá durante las vacaciones de Navidad». En este caso, el máximo responsable del departamento de Servicios Públicos del Ayuntamiento de Vila-real apuntó que las labores se centrarán en la ampliación del bordillo peatonal y la instalación de vallado para dificultar que los escolares puedan invadir accidentalmente el área de circulación de vehículos.

El calendario del departamento de Servicios Públicos contempla que todos los trabajos en el entorno del colegio de los Carmelitas, cuya inversión asciende a 28.600 euros, estén finalizados en un plazo máximo de dos meses, teniendo en cuenta los días festivos que hay en diciembre.

El concejal Valverde recordó que el Ayuntamiento de Vila-real viene ejecutando desde hace varios años un plan de mejora de la seguridad en los accesos a los centros educativos de la ciudad, que hasta la actualidad ha permitido intervenir en colegios como Escultor Ortells, Pascual Nácher. Cervantes, Gimeno Barón o José Soriano, entre otros, así como en el Conservatorio de Música Mestre Goterris. Quedan pendientes otros como el Angelina Abad.