+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

Su mejor momento en el Submarino

‘Citius, altius, fortius’: el lema de madurez de Alfonso Pedraza en el Villarreal

El carrilero se afianza en el once de Unai Emery con diez titularidades ligueras consecutivas

 

El ‘groguet’ Alfonso Pedraza deja atrás a Gonzalo Melero durante un partido contra el Levante. - AFP / AGENCIAS

E. B. C.
23/02/2021

El rendimiento de Alfonso Pedraza está siendo una de las mejores noticias del Villarreal en los últimos tiempos. Más allá de la llamativa conducción que generó el gol del Gerard en San Mamés, el carrilero zurdo del Submarino está rindiendo con tanta regularidad que, pese a la competencia en su puesto, se ha afianzado en el once de Unai Emery con diez titularidades ligueras consecutivas. A punto de cumplir los 25 años, Pedraza afronta la madurez futbolística asido al lema olímpico que acuñó Pierre de Coubertin: «Citius, altius, fortius», es decir, más rápido, más alto y más fuerte que nunca.

La competencia le ha sentado bien a Pedraza, que regresó este verano al club tras jugar la pasada campaña en el Real Betis. De entrada, el cordobés partía con pocas opciones de ser titular en el costado izquierdo. A su vuelta se unía la del veterano Jaume Costa, la presencia de Alberto Moreno --luego lesionado de larga duración- y el fichaje de Pervis Estupiñán. Sin embargo, Pedraza ha contado con la confianza de Unai Emery y ha respondido a ella con creces.

Doble lateral // Por lo pronto, ya ha jugado este año más minutos en Liga con el Villarreal (1.472) que la temporada pasada con el Real Betis (1.352). Con Emery al mando del trabajo táctico, Pedraza ha mejorado su atención defensiva y ha conservado su capacidad para abrir defensas en canal. Es imparable en zancada, cuando llega en conducción desde atrás, por lo que le beneficia partir desde el lateral. Pese a ello, y por la querencia del técnico a doblar esa posición, es habitual verle compartir la banda con Pervis Estupiñán, en diferentes momentos del curso. Esa polivalencia --puede actuar en cualquier posición del costado, ya sea lateral, carrilero o extremo- aumenta su valor en el plantel del club amarillo.

La necesidad del equipo, en este caso, se ha unido a un buen momento de forma. La ausencia de un lateral derecho natural en varias jornadas, con las bajas por lesión de Rubén Peña y Mario Gaspar, han obligado a orientar los mecanismos ofensivos del Submarino para que desemboquen en el flanco izquierdo. Ahí el concurso de Pedraza, a menudo un verso libre, está siendo fundamental. Sin ir más lejos, una larga conducción en San Mamés provocó el gol de Gerard Moreno. Días antes, en Salzburgo y en Europa League, y saliendo desde el banquillo como extremo, otra diagonal suya propició el 0-2 de Fer Niño.

Pedraza, tras un cúmulo de salidas a préstamo, está ahora atravesando su mejor momento en el primer equipo del Villarreal. Suma diez titularidades ligueras consecutivas, con lo que iguala su mejor racha de siempre, la que firmó en la temporada 2018-19 con Javi Calleja en el banquillo.