Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Guía de visionados

Diez películas de hielo y nieve que te refrescarán en plena ola de calor

En plena ola de calor y de incendios, proponemos una decena de gélidos títulos donde el frío, la nieve y la ropa de abrigo son protagonistas de excepción

Imágenes de 'Wind river', 'El día de mañana', 'Cielo de medianoche' y 'Frozen'.

En invierno echamos de menos el verano, y en el verano, el invierno. Las olas de calor no nos lo ponen fácil, licuan el cerebro, sudamos y soñamos con el día en que podamos echarnos encima una mantita y acurrucarnos en el sofá. Para aliviar las altas temperaturas nada mejor que una selección de películas que transcurren bajo cero, en las que hay nieve, mucha nieve, y frío, mucho frío, en las que se tirita y se ponen los labios morados, en las que el sol no quema y los personajes llevan kilos y kilos de ropa para protegerse del viento helado. 

'Fargo' (Joel Coen, 1996)

Minnesota en invierno. Según varios estudios, es el peor estado de Norteamérica para vivir, peor incluso que Alaska. Si hay una ola de frío, se puede llegar a los -33ºC. Por eso el blanco de la nieve se convierte en el máximo protagonista del primer gran éxito de público de los hermanos Coen, un thriller bajo cero en el que el rojo de la sangre tiñe las grandes extensiones de terreno níveas y en el que la policía embarazada que interpreta Frances McDormand se protege bajo capas y capas de ropa, un gorro ruso con placa y, como complemento, una taza de té calentito. Disponible en Filmin y Prime Video (MGM).

'¡Viven!' (Frank Marshall 1993)

Hasta que J. A. Bayona no termine 'La sociedad de la nieve' (dispuesta a desbancar a su predecesora), la película de Frank Marshall protagonizada por Ethan Hawke ocupa el pódium de las 'survival movies' en territorio gélido. La historia, como se sabe, está basada en hechos reales y cuenta las desventuras de los miembros de un equipo de fútbol uruguayo que, después de sobrevivir a una catástrofe aérea, tuvieron que atravesar un infierno todavía peor, solos durante dos meses y sin alimentos en la cordillera de los Andes, a 3.500 metros de altura con temperaturas de hasta -40º. Una aventura traumática donde hay lugar para el canibalismo y en el que se pone a prueba el espíritu de resistencia del ser humano en las condiciones más adversas. Disponible en alquiler en Prime Video y Rakuten TV.

'Winter’s Bone' (Debra Granik, 2010)

En la meseta de Orzak, otra zona absolutamente desangelada, con temperaturas en invierno de hasta -12ºC, transcurre la película que dio a conocer a Jennifer Lawrence. Ella es una joven que tiene que hacerse cargo de su familia en condiciones de absoluta precariedad. La marginalidad se fusiona con el aislamiento físico y geográfico en un viaje que nos adentra en las profundidades de una América atávica, primitiva y hostil. Un ‘country noir’ perturbador y magnético infectado de pobreza ancestral que configura un panorama humano desolador que conduce al odio y la violencia, en el que el frío se convierte casi en un estado mental. Disponible en Filmin, Movistar+ Plus y Pluto TV.

'Frozen: El reino del hielo' (Jennifer Lee y Chris Buck, 2013)

Elsa el frío nunca le molestó. Ella es una especie de reina de las nieves (la película se basa precisamente en el cuento de Hans Christian Andersen) que tiene el poder (o la maldición) de convertir todo lo que toca en hielo. Disney adaptó su cánon de ‘princesas’ a los nuevos tiempos y consiguió uno de sus mayores éxitos contemporáneos de su historia gracias a una mezcla triunfadora entre canciones pegadizas ('Suéltalo'), personajes icónicos y un contexto de cuento invernal a partir del que se genera toda una mitología propia, con muñecos de nieve parlanchines, bosques encantados, castillos congelados y renos tozudos. Disponible en Disney+.

'La cosa' (John Carpenter, 1982)

La Antártida es el escenario que utilizó John Carpenter para su clásico de ciencia ficción en el que un grupo de científicos aislados en un campamento base deberán hacer frente a una criatura que muta desde su interior a todo ser vivo con el que entra en contacto. Los personajes no podrán prácticamente salir por las temperaturas polares extremas, ni escapar, ni pedir ayuda. Icónica de principio a fin, desde esa primera imagen de un perro perseguido por un helicóptero por la nieve hasta ese final en el que los únicos dos supervivientes se quedan solos en la noche desconfiando el uno del otro, examinando sus alientos gélidos por si ‘la cosa’ se ha apoderado de alguno de ellos. Disponible en Filmin.

'Ice age' (Chris Wedge, 2002)

La época glacial prehistórica sirvió para generar una franquicia refrescante en torno a un grupo de especies animales que se enfrentan a diversas vicisitudes en un escenario helado en el que solo ellos son capaces de sobrevivir, en concreto, un mamut, un perezoso y un tigre dientes de sable. Como decía la publicidad del momento, ellos eran una especie de superhéroes bajo cero. La ardilla Scrat y su imposibilidad para hacerse con una bellota se convirtió en el 'running gag' de toda la saga y tuvo numerosas continuaciones y 'spin-off' de algunos personajes. La película original generó una fiebre por las bajas temperaturas y poco después se estrenaría 'Happy feet', protagonizada por pingüinos danzarines. Disponible en Disney+.

'El día de mañana' (Roland Emmerich, 2004)

El rey de las películas de catástrofes tenía por fuerza que abordar el calentamiento global y lo hizo a través de una distopía en la que una serie de fenómenos climáticos comenzaban rápidamente a desencadenarse iniciando una nueva era glacial. Los gobernantes no harán caso de las advertencias de los científicos y ya no habrá nada que se pueda hacer, solo la supervivencia en condiciones extremas y millones de seres humanos congelados. Dennis Quaid y Jake Gyllenhaal lo pasan realmente mal en esta película en la que la Estatua de la Libertad sepultada bajo una gruesa capa de hielo se convirtió en su imagen más icónica. Disponible en Disney+ 

'Nadie quiere la noche' (Isabel Coixet, 2015)

Isabel Coixet embarcó a Juliette Binoche en una película ambientada en Groenlandia a principios del siglo XX. La actriz interpreta a una mujer que intentará seguir las huellas de su marido explorador para encontrarlo en el Polo Norte y que quedará aislada en una cabaña con una joven nativa (Rinko Kikuchi) pasando toda clase de penurias entre lo más crudo del frío invierno. La directora capta con rotundidad expresiva el entorno natural en el que se desenvuelven los personajes, tan bello como hostil, en el que la blancura de la nieve no tiene fin, donde se tirita a pesar de las pieles y el corazón se encoje por las ventiscas. Disponible en RTVE Play.

'Cielo de medianoche' (George Clooney, 2020)

George Clooney dirigió y protagonizó esta película adaptación de la novela de Lily Brooks-Dalton a medio camino entre la distopía glacial y la ciencia ficción espacial. Un científico solitario se queda solo en el Ártico para intentar contactar con una nave espacial que intenta regresar a la Tierra. Él está enfermo, la Tierra también. Todo a su alrededor está helado y la vida no parece posible. Es una especie de náufrago en un inframundo blanco que intentará exorcizar sus pecados a través de la soledad del desahuciado y que encontrará en el amor paterno filial una última razón para creer en la especie humana antes de su extinción. Disponible en Netflix.

'Wind river' (Taylor Sheridan, 2017)

Dureza y lirismo se dan la mano en este atípico 'thriller' inspirado en el caso real de una joven descendiente de indígenas que fue encontrada muerta en una inmensa planicie helada de una reserva de Wyaoming después de haber sido violada. Un cazador que trabaja para el gobierno (Jeremy Renner) y una inexperta agente del FBI (Elizabeth Olsen) se unirán para investigar el asesinato. Una película casi de culto en la que se mezcla el wéstern y la crítica social, el racismo y la situación de los pueblos nativos al son de la música de Nick Cave y Warren Ellis. Disponible en Filmin y Prime Video.

Compartir el artículo

stats