Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Día Mundial de la Alimentación

Descubre los alimentos más saludables para consumir en otoño

Las dietas de mala calidad suponen un alto coste para los individuos, las comunidades y los países tras haberse convertido en el principal riesgo de muerte prematura, denuncia la FAO

Los alimentos más saludables para consumir este otoño

En el Día Mundial de la Alimentación, la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, por su terminología en inglés) asegura que las dietas de mala calidad suponen un alto coste para los individuos, las comunidades y los países tras haberse convertido en el principal riesgo de muerte prematura.

Mientras, la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) y el Ministerio de Agricultura coinciden al señalar que cinco raciones diarias de fruta o verdura son la base de una dieta equilibrada y saludable. Es preferible elegir las frutas o verduras de temporada. Muchos de estos productos hortofrutícolas se encuentran durante todo el año en nuestros mercados; pero puede ser porque se trate de productos de importación o bien porque se conserven en cámaras.

En España disponemos durante todos los días del año de una gran variedad de verduras, con los máximos niveles de calidad y seguridad, con múltiples propiedades y deliciosos aromas y sabores.

El Ministerio de Agricultura, según constata en su portal de internet alimentacion.es, aboga por tomar verduras a diario (solas, crudas, cocidas, en puré, sopas, a la plancha, salteadas, rebozadas ) y aprovechar sus vitaminas, minerales, fibra y agua. En estos meses siguen en su mejor momento de consumo, con todo su sabor y mejor calidad y precio: el pimiento, el calabacín, la berenjena, la lechuga, el tomate, el pepino, la zanahoria, la judía verde y la cebolla.

Además, los precios para el consumidor están baratos porque la campaña de las hortalizas de invierno está resultado ruinosa para los productores de L'Horta, Camp de Turia, Los Serranos y La Ribera. Así lo reconoce la Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-Asaja), que denuncia que las patatas, cebollas, coliflores, coles, lechugas, espinacas y otras verduras autóctonas reciben cotizaciones en origen que no cubren siquiera los costes de producción, lo que obliga a los agricultores a malvender para costear tan sólo la recolección. Y como dice la organización del sector Unión de Uniones, los agricultores y ganaderos solo perciben el 30% de lo que paga el consumidor por un alimento.

¿Qué hacer? La administración central mantiene su campaña "De toda confianza" y enseña también a los consumidores distintas formas de cocinarlas y preparalas.

Cómo preparar las verduras

PIMIENTO

Pimiento

Se pueden consumir tanto crudos como cocinados: asados al horno, en salsas, pistos, purés o como acompañamiento de carnes, pescados y huevos. Crudos y tiernos en ensaladas, para preparar salsas, en paellas, rellenos de carne, pescado o marisco, en tortillas y pizzas, en brochetas y guisos.

PEPINO

Pepino

El pepino es un alimento muy refrescante que se consume, sobre todo, crudo y al natural, bien lavado y sin cáscara en ensaladas, acompañado de limón o yogur. También es fundamental en recetas como el gazpacho y salmorejo. Se puede consumir gratinado con una salsa bechamel o relleno, encurtido en vinagreta como aperitivo, en ensaladillas, con mayonesa o salsa rosa, con salsa de tomate y queso, gratinado al horno o como ingrediente de pizzas.

ZANAHORIA

Zanahoria

A la hora de consumir zanahorias es conveniente raspar o pelar su piel. Se pueden tomar: enteras, ralladas, cocidas, en puré, licuadas, como ingrediente de ensaladas, en cremas, guisos y estofados. Por su sabor dulce se utilizan también como ingrediente de postres: en tartas y pasteles, en bolitas con coco rallado, etc.

JUDÍA VERDE

Judía verde

En general se sirve cocida y acompañada con aceite de oliva, con tomate, jamón, pimientos o salsas, con mayonesa, en ensaladas, rehogadas, como guarnición, en paellas, ensaladilla rusa, en tortilla. Solo 15 o 20 minutos de ebullición son suficientes para su cocción.

CEBOLLA

Cebolla

La cebolla se puede consumir tanto cruda como cocinada. Las variedades dulces son las más empleadas para ensaladas. Es un acompañamiento ideal de múltiples platos a base de carne, pescado, verduras, legumbres y guisos de todo tipo. También en tortillas, salsas y para elaborar sopas, cremas y purés.

CALABACÍN

Calabacín

El calabacín se suele consumir cocinado y admite un gran número de preparaciones: cocido, rehogado, frito, salteado, asado, relleno, en cremas, sopas y purés, gratinado, con bechamel, en pistos y tortillas.

BERENJENA

Berenjena

La berenjena es una verdura muy versátil y combina bien con numerosos alimentos. Puede disfrutarse guisada, rellena (de carne, pescado, verduras...), al horno, rebozada, frita, a la brasa, a la parrilla, a la plancha, hervida, al vapor, gratinada, en cremas o purés. Un truco para reducir su ligero amargor es salar la pulpa durante unos minutos o añadirle zumo de limón. Después, se enjuaga para eliminar el exceso de sal y se seca con papel absorbente.

LECHUGA

Lechuga

Es un acompañamiento ideal para todo tipo de platos y el ingrediente básico de cualquier ensalada. Es importante cortar el tallo, retirar las hojas en mal estado y lavarla bien, separando las hojas y sumergiéndolas en agua, a la que se puede añadir unas gotas de vinagre o lejía para eliminar impurezas.

TOMATE

Tomate

El tomate, además de poder consumirse crudo (para lo que convendrá lavarlo con abundante agua o pelarlo), tanto en ensaladas como en zumos o como guarnición, se puede cocinar a la plancha, relleno, rebozado, al horno con un poco de perejil, ajo picado y un chorrito de aceite de oliva virgen y frito, por supuesto.

Compartir el artículo

stats