Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La pareja 'estrellada' del restaurante Atalaya: "Hemos recibido 100 reservas en una noche"

Alejandra Herrador y Emanuel Carlucci han conseguido la tercera Michelin para Castellón desde Alcossebre

Alejandra Herrador y Emanuel Carlucci, en su restaurante.

Desde la noche de ayer, Alejandra Herrador y Emanuel Carlucci están viviendo unas horas de "locura". Su vida ya no será la misma desde que la actriz Ana Milán, en el escenario del Palau de les Arts de València, anunciara que el restaurante que regentan, el Atalaya de Alcossebre, era merecedor de una estrella Michelin. El motor de reservas no hace más que gestionar solicitudes y calculan que han llegado un centenar en solo una noche. "De hecho, volvemos a abrir el 18 de febrero y lo tenemos ya lleno hasta el 5 de marzo", relatan.

Es, al menos por ahora, la culminación de un proyecto que comenzó en el 2014 de forma modesta, en un local que con el paso de los años han ido adecuando, al igual que su cocina, hasta que han encajado como un guante en el perfil Michelin. Y es que pese a que ambos son jóvenes, atesoran una gran experiencia en los fogones y tienen muy claro lo que quieren, por lo que el galardón no ha sido del todo una sorpresa.

Los dos chefs, preparando el trabajo en la cocina. Mediterráneo

"Nos invitaron a la gala y entonces pensamos que nos la iban a dar, aunque nos situaron muy lejos entre el público y nos entraron las dudas. Podía ser que simplemente hubieran invitado a algunos restaurantes de la Comunitat, al celebrarse la gala en València", rememora Emanuel. "Desde el principio encaminamos el proyecto a conseguir una estrella; es la línea y el tipo de cocina que nos gusta", reconoce.

Castellonense y argentino

Ella, castellonense, y él, argentino, se conocieron en San Sebastián, mientras trabajaban en el restaurante de Martín Berasategui. De ahí surgió la idea de venir a Alcossebre, donde Alejandra tiene vínculos familiares, y comenzar el proyecto de Atalaya. Allí practican una cocina "libre, sin etiquetas".

"Cuando nos preguntan cuál es nuestro estilo no sabemos muy bien qué contestar. Cocinamos lo que nos apetece, cogiendo recetas que conocemos y mejorándolas", señala la cocinera. De este planteamiento salen platos tan originales como una ostra a la plancha con jugo de alitas de pollo o un brioche relleno de coliflor tostada y anguila. "Eso sí, nos basamos en el mar y en la huerta de Cap i Corp", explica Alejandra, resaltando la importancia del terruño.

Preparaciones y productos de la cocina de Atalaya. Mediterráneo

En este sentido, ambos hacen una reivindicación de la cocina castellonense, que pese a que ya cuenta con tres estrellas Michelin necesita de más presencia en el panorama gastronómico nacional. "Somos los grandes desconocidos. Valencia y Alicante se suelen llevar todos los méritos y en Castellón falta mucho por descubrir; hay que poner el foco sobre nosotros. Por eso estamos contentos también, porque así se visibiliza el trabajo que estamos haciendo en la provincia", señala Alejandra.

Compartir el artículo

stats