Pocos platos en el mundo ha sufrido atentados tan escabrosos como la paella valenciana. La popularidad del plato por excelencia de la gastronomía de Castellón, Valencia y Alicante le ha hecho traspasar las fronteras de la Comunitat Valenciana, aunque fuera de las tres provincias valencianas no siempre suele interpretarse bien la receta original.

El tema ya no está solo en los ingredientes, un tema que enardece a los puristas, que pueden encenderse de ira tan solo por ver como alguien puede echar guisantes a una paella que, según la 'Biblia' de este plato, se rige por unos pocos productos básicos. Apunten: arroz, pollo, conejo, garrofón, pimentónbachoqueta, azafrán y tomate triturado. Las alcachofas o los caracoles son de las pocas licencias que se pueden consentir.

Pero hay aberraciones que se saltan todos los límites. Alrededor del planeta, los viajeros de la Comunitat han visto herido su amor propio al ver paellas enlatadas en los supermercados. No solo eso, por ahí circulan los sándwiches de paella, por no hablar de pizzas de paella.

Imagen de la pizza de paella que se vende en Alemania

E, incluso, rollitos de sushi 'bautizados' con el nombre del plato sagrado de los valencianos. Ya no hablamos de la tan extendida costumbre entre los británicos de añadir chorizo --sí, chorizo-- a sus versiones de la paella.

El último ultraje a la paella llega de Estados Unidos, donde una pareja regenta un restaurante que se ha atrevido con el ¡burrito de paella!. La corresponsal de TVE en Nueva York, la popular Almudena Ariza, dejó constancia de su descubrimiento en sus redes sociales, sorprendida por el hallazgo.

El cartel captado por la periodista es de un restaurante situado en el corazón de Nueva York, en Manhattan: el 'EZ paella'. Regentado por una pareja de origen latino, en la carta del local el arroz tiene un papel predominante. Allí podemos optar por varias de sus paellas: desde los 24 dólares que cuesta la paella vegana, hasta los 32 de su especialidad 'tierra y mar'.

Carta de paellas de 'EZ Paella'

Pero la campaña de marketing de este restaurante neoyorquino está centrada en sus burritos de paella, de 'chicken paella' (paella de pollo), con las típicas tortitas mexicanas rellenas con una de las variantes del plato que 'EZ paella' ofrece a sus clientes. Por 14 dólares puedes degustar esta extraña fusión entre la cocina mexicana y valenciana.

El burrito de paella tiene la opción de añadir chorizo

El burrito de paella tiene la opción de añadir chorizo

Que conste que cuando nos referimos a ultraje al bautizar como paella las creaciones de este restaurante de Nueva York no ponemos en duda la calidad de la comida. El local tiene pocas críticas pero todas ellas muy positivas en Tripadvisor, uno de los portales de referencia a la hora de buscar restaurante en todo el mundo. "De lejos... LA MEJOR PAELLA y TAPAS de NYC", dice uno de sus satisfechos clientes de este verano. "Fantásticos servicio y experiencia", dice otra de las comensales cautivada por las curiosas paellas neoyorquinas. ¿Será cuestión de probar?