Las mejores hamburguesas de Castellón se pueden degustar en la Ronda Mijares de Castelló. Al menos eso se extrae de los miles de votos realizados por la comunidad de lectores de Mediterráneo, la más numerosa de la provincia, que eligieron The Bomb Burger como la número uno. Con solo un año de vida, este céntrico negocio de la capital de la Plana regentado por el matrimonio formado por Jose Benito y María Gil se ha hecho con hueco entre los paladares más exigentes despachando entre 250 y 300 hamburguesas por fin de semana.

La hamburguesa es sin duda uno de los platos de moda en el espectro culinario actual, pero la que podemos encontrar en The Bomb Burger tiene que tener algo especial para ganar la popularidad que tiene en tan corto espacio de tiempo. La encuesta de Mediterráneo no ha hecho sino confirmar la apuesta ganadora del establecimiento en cuestión. Sus propietarios, José y María, acertaron al dejar respectivamente sus trabajos en un taller y en una tienda familiar de flores artificiales, respectivamente: “Es nuestra pasión. Antes de la pandemia ya cocinábamos en eventos, pero con el covid decidimos abrir una hamburguesería y no pensábamos que nos iba a ir tan bien”. De hecho, están planeando expandir la cadena a Benicàssim e incluso a otros puntos de la Comunitat Valenciana.

Dos camareras, un ayudante de cocina, María y Jose, artífices de los éxitos de The Bomb (i). Los perritos calientes (d) tampoco faltan en la carta del coqueto local.

¿Cuál es el secreto de la mejor hamburguesería de Castellón según los lectores de este periódico? “Lo que nos diferencia es que lo hacemos todo nosotros; desde la base de galleta para la tarta de queso a las salsas, la masa de los nachos… todo”, destapan. Solo hay dos ingredientes que se ven obligados a encargar: el pan y la carne de sus hamburguesas. “El pan lo pedimos a un obrador artesanal de Vila-real que nos lo hace como queremos para que aguante todos los ingredientes sin romperse. La carne la compramos en León, en Cárnicas Riaño, donde tienen la paciencia necesaria para atender a todas nuestras peticiones, que son muchas”, añade el ‘hamburguesero’ matrimonio.

Carne con cuatro meses de maduración

Entrando en detalle en la carne de las hamburguesas de The Bomb, afirma José Benito que son “especialistas en la carne madurada. Valoramos mucho la calidad y nos traen la carne dos veces por semana”. En este establecimiento podemos encontrar carne de tres tipos en las hamburguesas: “Una madurada de 60 días, que es la base, otra que es de tipo chuletón con 120 días de maduración, y una más clásica y económica más sencilla, pero que está buenísima con carne de vaca del Valle del Esla en León. Esta última es normal y las otras son más Premium”.

Algunas de las hamburguesas más espectaculares que podemos encontrar en el restaurante castellonense.

Para los menos doctos en materia, el chef explica los entresijos de la famosa maduración: “Una vez se sacrifica el animal, se seleccionan las piezas de 30, 40 ó 50 kilos que se van a usar para la hamburguesa, que en nuestro caso normalmente son lomos altos. Se meten en cámaras de maduración con temperatura controlada y constante 60 ó 120 días para que mengüe la grasa exterior, que sustituye el agua de la pieza para conseguir más potencia y sabor”. Defienden Jose y María que “una vez pruebas ese tipo de carne la otra te va a chirriar”, pues añade que “el sabor es potente, pero no desagradable; engancha”.

Con tanto matiz podríamos pensar que los precios de estas hamburguesas no serían aptos para todos los bolsillos, pero lo cierto es que oscilan entre los 9 a los 18 euros, costando las más solicitadas unos 14 euros. ¿Acompañadas de patatas fritas? No, y así lo explican: “Las raciones aquí son grandes y como la mayoría de clientes se las dejaban lo que hemos hecho es quitar un euro al precio de la hamburguesa y dar opción de pagar un poco más de un euro si quieres patatas fritas”. Y es que según esta pareja de cocineros y empresarios, “con unos entrantes y una hamburguesa, que pesa unos 400 gramos de media, nueve de cada diez clientes ya no llega al postre, pese a que somos especialistas en postres”.

Tequeños, mac&cheese y los nachos, algunos de los entrantes más pedidos en la hamburguesería de Castelló. MEDITERRÁNEO

Sigamos hablando de hamburguesas. ¿Qué variedades podemos encontrar en The Bomb? “Una de las que más se pide es La Chispa, que lleva ‘pulled pork’, cerdo desmechado, cebolla caramelizada y una salsa barbacoa que elaboramos con Jack Daniel's, aunque al estar reducido no lleva alcohol. También piden mucho la Nuclear, que lleva bacon y mermelada de bacon, lo que le da un toque dulzón; así como la The Bomb, que lleva también ‘pulled pork’ y un poco de nuestro entrante mac&cheese, unos macarrones con salsa de queso”, destapa Jose, que ha incluido una hamburguesa picante “porque la pedían muchos clientes”. ¿Y qué hay de la hamburguesa clásica? “No tenemos nada contra la lechuga, pero si vienes aquí queremos ofrecer algo que no puedas hacerte en casa. Para los más clásicos, eso sí, tenemos la Obus, que lleva un poco de rúcula, cebolla, pepinillo y una salsa especial”.

Entrantes y postres, imprescindibles

Analizadas suficientemente las hamburguesas pasamos a los entrantes, entre los que destacan los nachos caseros, los citados mac&cheese acompañados de ‘pulled pork’, los tequeños –un queso venezolano envuelto en masa tipo pan o pizza, y las croquetas, que están entre los más solicitados y llevan como ingredientes pollo o mermelada de bacon. También tienen perritos calientes, en concreto uno clásico y otro con chili con carne y guacamole; así como unas patatas fritas cortadas en bola acompañada con salsa de bacon. Casi nada.

¿Y qué hay de los más golosos? En The Bomb Burger están de enhorabuena: “Tenemos una tarta de queso muy cremosa en la que usamos de cinco a siete quesos. No es demasiado dulce y tampoco demasiado fuerte; es distinta. También hacemos gofres que hacemos nosotros, una maxi galleta o un donut XL relleno de una crema de galleta”. Para chuparse los dedos.

Algunos de los deliciosos postres que podemos encontrar en la hamburguesería de la Ronda Mijares en Castelló.

En el local en cuestión, al margen de José y María trabaja un ayudante de cocina, y dos camareras, y tiene un aforo de unas 90 personas. ¿Su horario? Todas las noches de miércoles a domingo, así como sábados y domingos para comidas. 

Si te gustan las hamburguesas, en The Bomb el problema estará en decidirte por una.

Recuerda que si quieres ponerte en contacto con ‘Mediterráneo’ para enviar una información, fotografía o vídeo relevante de la provincia de Castellón puedes hacerlo escribiendo un mensaje privado al perfil oficial del periódico en Facebook, Instagram y Twitter; pudiendo escribir también al correo electrónico rfabian@epmediterraneo.com, o si es más cómodo vía whatsapp, en el número de teléfono 680558577.