Las ficciones coreanas han conseguido retomar la senda del éxito de producciones tan extremas como 'Oldboy' o 'Mother', de principios de los 2000. Largometrajes como 'Parásitos' o la famosa serie 'El juego del calamar' han puesto a Corea del Sur como un país de moda en los cines y televisiones de todo el mundo durante el último año.

Ahora llega 'Nido de víboras' (aquí puedes echar un vistazo a su sinopsis) un thriller que está captando la atención de la crítica y que puedes ver en Castellón este jueves a las 18.40 horas y a las 21.25 en las salas Cinesa del centro comercial Salera. Quizás sea la última oportunidad para anticiparte a la salida de la película en las grandes plataformas de streaming del mercado, ya que, de momento, los cines de la provincia no tienen en sus programaciones para este fin de semana el último pelotazo del cine coreano.

La crítica

Parece por momentos una película de los hermanos Coen, pero con un sentido del humor, y del drama, bien distinto, en consonancia con la particular y agitada métrica de las producciones surcoreanas. Muestra a un grupo humano que no desentonaría del de ‘Parásitos’, por citar el filme más relevante de esta cinematografía en la última década, pero no tiene la misma profundidad en el retrato del caos familiar y social, ni tampoco lo pretende.

Dibuja a unas personas completamente a la deriva y en situaciones de lo más extremo. Aparece repentinamente un cadáver. Un personaje se ha dado a la fuga con una partida de dinero, otro encuentra en la sauna en la que trabaja una bolsa llena también de dinero y un tercero se presta a matar al esposo maltratador de su amante. Azares, casualidades, venganzas. La avaricia, pero, acostumbra a romper el saco. Es un drama. Es un relato de suspense. Y a su manera tiene bastante humor negro, aunque solapado. Curioso, como casi todo el cine, sea del género que sea, procedente de Corea del Sur, el nuevo placebo de la cinematografía mundial. Cuenta también con presencia de la veterana Youn Yuh-jung, vista y oscarizada por la reciente ‘Minari. Historia de mi familia’, y premiada ni más ni menos que en el Festival de Sitges de 1971 por el filme ‘La mujer de fuego’.