Como bien dijo una vez una bailarina profesional castellonense de contemporáneo llamada Raquel de Dios, la danza es “tu psicóloga”, la que te ayuda, la que te hace estar bien... Pues con el surf sucede exactamente lo mismo, para un surfista puede llegar a serlo todo, “un momento zen” que hace que el día se afronte de otra manera, “con otra mentalidad” y otra actitud, según asegura Pepe Vicent García, más conocido como Pepe Birra o Capitán Surfocker, shapeador o artesano que da forma a las tablas y gerente del Club Surf Burriana.

Es un sentir, una pasión, una filosofía de vida… E incluso te divierte como en el caso de Miguel Ángel Silvestre, surfista castellonense además de actor. Es por ello por lo que, si quieres adentrarte a este bonito deporte, tanto como hobby o como algo más, es imprescindible que sepas cuáles son las playas de Castellón más adecuadas para principiantes entre otros aspectos relevantes como la tabla ideal. Y todo para tener una información general acerca del surf antes de adentrarte en este mundo y evitar carecer de nociones básicas.

Factores relevantes

Pese a que la estación que comprende un mayor oleaje suela ser en invierno, los principiantes acostumbran a iniciarse en verano, sobre todo en días de oleaje, aunque suele haber poco, afirma Tomás de Rosa, gerente del Patronato Municipal de Deportes. “De todas formas, estadísticamente cambia mucho, puede llegar un agosto muy bueno, aunque no sea lo habitual”, manifiestan Maira Vallés, monitora del Club Surfers Castellón y Nacho Bernat, uno de los mejores surfistas de la provincia. Por tanto, este deporte es atemporal, ya que suele practicarse todo el año, según Bernat. 

Las condiciones meteorológicas. Se suelen formar siempre dos veces al año las llamadas danas, es decir, una borrasca muy fuerte, en la que el surfista puede estar 15 días seguidos en el mar, he aquí cuando se desarrolla el buen oleaje, según Juan Segarra, CEO en Maui Sup&Surf (Benicàssim). Y añade: “Hay días que un principiante no puede entrar y ha de quedarse en las espumas, pues ha de comenzar por un curso de iniciación de una hora y media para conocer los criterios de seguridad y cómo se forma la ola entre otros aspectos”. Más adelante, cuando se percibe que están preparados, los llevan al pico de la ola, más adentro, y de ahí se les explica las prioridades y el código del surf, tal y como afirma Segarra.

Entonces, el viento es otro factor muy importante a tener en cuenta. “Las olas se forman por viento, y éste suele ser del mar hacia la tierra, en cambio, si es de tierra, no se puede entrar. Aun así, depende mucho, puesto que puede igualmente formarse la ola”, explica Vallés. Cuando el viento intercede contra el mar en alguna parte del norte por borrasca como, por ejemplo, en Francia, crea unas ondulaciones, entonces, viajan las olas durante un día aproximadamente, hasta que llegan aquí, según declara el gerente de Maui. "Esto implica que el viento venga de interior", atestigua el gerente de Deportes. En caso de haberlo local en una playa litoral, al abrigo de las montañas, se verá protegida del mismo, por lo que en ese tipo de días es probable que haya oleaje en esas zonas más rocosas frente a otras, asevera Segarra. 

Las tablas. Para escoger una buena tabla hay que percatarse de la LAGV, longitud, anchura, grosor y volumen. Si estás iniciándote, es mejor optar por una tabla con más volumen, más grande, pues será más fácil coger las olas y ponerse de pie, según revela Vallés. “Cuando vas progresando y controlas muy bien, ya puedes coger una más ligera que te permita manejarla mejor”, continúa la monitora. Al ser la primera toma de contacto, se empieza por una tabla de corcho, de gomaespuma, para conocer la estabilidad y adaptarse, según el CEO de Maui. De hecho, es un material que no te daña si te das un golpe. En cambio, con una de fibra, “te salen cortes”, tal y como apunta Birra. 

Contra más volumen, más grosor y más longitud, mejor. “Esto implica que lo ideal para un recién iniciado o personas que gusten practicar surf muy de vez en cuando es empezar con una de corcho, que sirve para girar un poco y ponerse de pie, y después una longboard clásica, de 8’2 a 9’6 pies de altura con la parte trasera cuadrada”, aclara el shapeador. Para una persona que está progresando y ya domina las espumas, lo que se recomienda es comprarse una tabla a medida, según tu peso, tu altura, tu destreza o el tipo de ola que quieras surfear, etc. 

El surf, ¿un peligro o una salvación?

La probabilidad de hacerte daño surfeando en playas de arena es mínima, siempre que practiques este deporte poco a poco y sin prisas. En playas rocosas, sí es más peligroso. Por tanto, solamente si tienes un gran nivel, podrías adentrarte en ellas. Practicar surf consigue que tu día sea “diferente”, mucho mejor, y acabas afrontándolo con otra actitud y “otra mentalidad”, expresa Birra. 

A veces, un surfista suele disfrutar más las olas pequeñas por la cantidad de ondas que se producen frente a una grande. Si pequeñas buenas "puedes coger 50", grandes "coges 5" en dos horas, manifiesta el artesano. Lo que gusta es la duración de la ola, que sea larga, y poder estar el mayor tiempo posible en la tabla encima de la misma. "Como un orgasmo, quieres que dure lo máximo. Una ola cortita, pese a ser grande, la eyaculación sería precoz, en cambio, lo otro es como hacer el amor con una pareja de hace tiempo, sabes cómo va todo y funciona", compara Birra entre risas.

Playas más frecuentadas

  • Pinar – Planetario (Grau de Castelló). Cuando la orientación del mar es del noreste o tiene un componente del norte y no hay viento en Castelló, las olas están muy sucias, es irregular y no rompe bien, por lo que no suele gustar. “En cambio, cuando viene de sur y sin viento, deja el mar muy movido”, asegura Bernat. Entonces, en esta zona hay condiciones de olas y es frecuentada por muchos surfistas, al haber un oleaje de gran calidad, según el gerente de Deportes.

La playa del Pinar, en un día de buen oleaje. Club Surfers Castellón

  • Serradal – Pirámides (Grau de Castelló). Al final de la playa del Serradal, se encuentra Pirámides, una zona donde la ola tiene recorrido hacia la izquierda. “Lo importante a la hora de practicar este deporte, más que la ola mida dos palmos o dos metros, es su corrida, su salida hacia un lado”, explica Nacho Bernat. De esta forma, las condiciones de oleaje serán las adecuadas para un surfista. 

Playa Serradal, durante un mar calmado. Turismo Castellón

  • Voramar – Torremar (Benicàssim). Es una zona protegida por las montañas, por lo que, cuando hace viento local, no accede a su interior y el oleaje es muy bueno. Es muy frecuentada por turistas de cierto nivel por la calidad de la ola.

Playa Voramar, con periodo de olas de larga duración. Turismo Castellón

  • Heliópolis, la curva (Benicàssim). Hace alrededor de 25 años los surferos acuñaron esta playa y el tipo de ola que la viste en dirección derecha como Revolcón, puesto que es una onda muy bonita y “cortita” donde mucha gente surfea desde siempre, según confiesa el CEO de Maui.

Playa Heliópolis, la curva, con condiciones adecuadas para surfear. Club Maui

  • Arenal y Malvarrosa-Grao (Burriana). “Lo que tienen de especial estas playas son los espigones que, gracias a ellos recibimos buenas olas. Dependiendo de la dirección de las mismas, será mejor surfear en una zona u otra”, revela Birra. En Burriana puede haber hasta seis picos donde la ola rompe, por lo que hay bastantes zonas donde surfear perfectamente, hay espacio para todo el mundo, según el artesano. Lo típico en esta localidad es surfear y acabar en el bar tomando una cerveza charlando de este deporte.
La playa del Arenal, con Pepe Birra surfeando de maravilla.

La playa del Arenal, con Pepe Birra surfeando de maravilla. José Carlos de la Torre

  • Las playas de Serra d’Irta, custodiada por las localidades de Peñíscola y Alcossebre por el mar y por Alcalá de Xivert y Santa Magdalena de Polpís en el interior. Son playas de difícil acceso, rocosas y peligrosas para una persona iniciada, pero ideales para surfistas de gran nivel, que sepan el código de este bonito deporte al detalle y con largos años de experiencia y continua costumbre de practicar en este lugar. En este caso, hay solamente un pico de ola, por lo que no puede haber mucha gente, sólo la justa.

Playa el Russo, ideal para surfistas de nivel. FEN

¿Por qué son las más frecuentadas? Pues precisamente porque es donde se forman los spots, zonas de la playa donde entran mejor las olas y son más grandes, tal y como explica Vallés. En Benicàssim, por ejemplo, y en otras zonas mencionadas hay varios spots o surf beach, pues hay frecuencia de olas por las características de la playa y las condiciones meteorológicas. "Son playas donde se producen bancos de arena y estos cambian, por lo tanto, el oleaje es bueno", argumenta Segarra. 

Playas ideales para principiantes

  • Pinar – Planetario (Grau de Castelló)
  • Heliópolis, la curva (Benicàssim)
  • Arenal y Malvarrosa-Grao (Burriana) 

En estas playas hay clubes especializados en surf, así como otros deportes asociados. En consecuencia, las personas que buscan practicarlo y adentrarse en este mundo vienen con asiduidad a estos lugares para aprender en buenas condiciones, paso a paso, y progresando, según el gerente de Deportes y Bernat.