Mañana accidentada en el concurso nacional de recortadores que ha tenido lugar en Castelló. Los imponentes toros de Garcigrande han llevado la emoción a las gradas pero también la sangre a la arena. En el concurso que se ha adjudicado, bajo unos aplausos unánimes del público, el ondense Lucas Fernández, se han producido dos cogidas de importancia.

Lucas Fernández, de Onda, ha sido profeta en su tierra para adjudicarse el concurso nacional de recortadores celebrado en Castellón. Vicent Canelles

En el tercer toro de la mañana, Javier Hernándiz, de Montroy (Valencia), ha sufrido una cornada en la zona abdominal, en concreto en la fosa iliaca derecha, pero con la fortuna de que no afecta al peritoneo.

Por su parte, en el quinto, toro de la final, el morlaco ha cogido de feas maneras al francés Baptiste Bordes, quien tenía una herida sangrante en la cara, pero de menor importancia. Sin embargo, la cornada fuerte la llevaba en el gemelo derecho, con una trayectoria de más de 20 centímetros, que ocasiona importantes destrozos en el músculo.

Después de ser operados por el equipo del doctor Gustavo Traver en las instalaciones de la misma plaza, ambos han sido trasladados al Hospital General, donde deberán permanecer al menos cuatro días para recibir las asistencias médicas oportunas.