Su acento le delata su ascendencia francesa, a pesar de que lleva ya media vida en España. Aquí vino buscando un sueño que se ha hecho realidad. Esta bióloga nacida en Nimes llegó un día a casa de los Peralta sin más enseres que una maleta llena de ilusiones y a base de constancia, esfuerzo, empeño y mucho sacrificio, ha logrado erigirse en una de las rejoneadoras más importantes de la historia de la tauromaquia. El nombre de Lea Vicens ya figura en los grandes carteles de las principales ferias, donde mantiene el pulso con las figuras. Y como no podía ser de otro modo, estará la tarde de rejones de Magdalena, el lunes 4 de marzo. Su presencia, al lado del número uno, como es Diego Ventura, y de un consagrado veterano como Andy Cartagena, dota de categoría un acontecimiento con visos de volver a ser uno de los grandes reclamos de la semana.

¿Qué hace una chica como usted en un sitio como este?

Cumplir el sueño que tenía desde niña. Ese era y es el objetivo.

Pues sueño cumplido...

En el toreo primero hay que llegar y luego mantenerse. Yo llevo ya algunos años en la profesión, me ha costado llegar pero es muy difícil mantenerse, estar en las ferias con las grandes figuras a tu lado. Llevo ya unos cinco años manteniéndome en los carteles de postín, algo de lo que me siento muy orgullosa. Es la recompensa al duro trabajo diario, al esfuerzo, a la constancia, a mi afición… Y a la cabeza, que es muy importante. Una debe trabajar pensando en mejorar, en evolucionar, avanzar… en cuanto pienses que eres la mejor, ese es el principio del fracaso.

¿Es muy autocrítica?

Mucho, nunca me quedo satisfecha con lo que hago en la plaza. Pero también es verdad que ahora tengo algo que antes no tenía. 

Dígame…

La serenidad. Ahora sí me siento realizada como artista. 

Lea Vicens

Lea Vicens MEDITERRÁNEO

Nadie le ha regalado nada. Aquella joven que llegó a casa de los Peralta para aprender a ser rejoneadora, sin tener tan siquiera un caballo, es ahora una figura casi imprescindible en los carteles de toreo a caballo de las ferias. 

El toreo es el único mundo en el que quien te pone en tu sitio o te quita del mismo, es el toro. Aquí no hay contactos ni amigos. El toro no distingue, él decide dónde tienes que estar. Esa es la realidad, aquí no hay mentiras ni secretos. Si vales, llegas; y si no, te vas a tu casa. 

Su carrera, sus hechos en la plaza, es el mejor mensaje que puede dejar usted en un tiempo donde tanto se habla del empoderamiento de la mujer. 

No soy partidaria del discurso feminista occidental, no comparto la gran mayoría de esos discursos radicales feministas. La lucha por la igualdad no está en devaluar al hombre, no hay que quitar mérito al hombre, ni tampoco está por ejemplo en el lenguaje inclusivo. Creo que esa lucha hay que hacerla en los países donde las mujeres no tienen derechos ni libertades. En ese sentido, soy una mujer muy comprometida. 

¿Y ese tópico de que el toreo es un mundo de hombres?

Yo no he vivido el machismo del toreo. Siempre ha habido mucho respeto, que por otra parte me lo he ganado siendo muy humilde y día a día creciendo desde abajo. A mí siempre me han respetado en el mundo del toro, también en el mundo rural del sur de España, que es donde vivo desde hace años y en el que no es habitual ver a una mujer hacer lo que yo hago. 

¿Se considera la torera a caballo más importante de la historia de la tauromaquia?

Sería incapaz de juzgarme a mí misma porque pecaría de falta de humildad y en el toreo hay que ser siempre humilde. Es la gente la que debe decir eso. El aficionado. 

Su carrera, sus éxitos en la plaza, apuntan a que sí. 

Yo sigo como mi primer día, queriéndome comer el mundo cada festejo, mejorando, sacando caballos nuevos que sean cada vez mejores, a la vez, más artistas.

Lea Vicens

Lea Vicens MEDITERRÁNEO

Hablando de caballos… ¿Veremos a las estrellas en Castellón?

A Castellón llevaré los caballos figuras, los mejores, porque quiero asegurar el triunfo. Son caballos veteranos y consumados, están muy entrenados, como Bético o Diluvio, que está al mismo nivel e incluso mejor que Bético. Hay un caballo nuevo que se llama Pantera, que va a ser un gran caballo, aunque no creo que salga en Castellón porque considero que todavía es demasiado pronto. 

Viene con toda la artillería para amarrar el triunfo en Magdalena. 

Claro. Castellón siempre me trae recuerdos muy buenos de triunfos, alegrías, sensaciones muy buenas… Hay que triunfar. 

¿Tiene muy presente a quien fue su verdadero maestro, el primer hombre que creyó en usted sin dudar, don Ángel Peralta?

Fue un genio y muchas veces me acuerdo de cómo él hubiese actuado frente a un problema, una duda… En los momentos de alegría me acuerdo de lo feliz que hubiese sido viendo donde estoy. 

No nos olvidemos de otro grande, Pablo Hermoso de Mendoza, que este año dice adiós a los ruedos. Debe sentirse una privilegiada por haber compartido junto a esta leyenda del rejoneo tantas tardes juntos en España y Francia

Pablo es un torero de época, ha marcado un antes y un después en el rejoneo y me enorgullece poder compartir muchos carteles con él y, sobre todo, dar la talla a su lado, que no es nada fácil. Me siento privilegiada al beneficiarme de una mirada cómplice, un enhorabuena… una palabra que sale de Pablo es para mí un verdadero tesoro. 

A Lea Vicens no hay quien la pare. Su sensibilidad de artista se combina con un carácter explosivo que en la plaza se traduce en látigo y seda a la vez. Castellón está pendiente de su regreso a la Magdalena. Será el lunes 4 de marzo.

ABONO JOVEN: 122 EUROS TODA LA FERIA

Mañana pondrán a la venta los abonos para menores de 25 años. Por tan solo 122 euros pueden disfrutar de todos los festejos de la Feria de la Magdalena 2024. 

Las taquillas siguen abiertas para la renovación de abonos y la adquisición de nuevos pases. La venta de entradas sueltas comenzará el próximo lunes 19 de febrero. 

Taquillas abiertas de 10.00 a 14.00 y 17.00 a 20.00 horas. Sábados, solo por la mañana.