En la joven historia de la televisión española hay pocos casos de éxito como el de 'La Ruleta de la Suerte': un programa que ha sido testigo durante años de la evolución de la televisión junto a 'Pasapalabra' y que representa una de las joyas del entretenimiento que todavía se emiten en la parrilla junto a otras glorias como 'Saber y Ganar'.

Entre las razones de éxito de todos estos programas está el haber sabido ofrecer momentos de diversión sin polémicas, convirtiéndose en referentes para la pequeña pantalla. Pero, aunque normalmente estos programas se emiten sin sucesos que los alteren, en los últimos días 'La Ruleta' se ha visto obligada a detenerse en directo ante lo ocurrido.

El insulto de una concursante a Jorge Fernández

Durante una emisión reciente del programa que conduce Jorge Fernández, una concursante expresó su descontento hacia el presentador rompiendo con la dinámica habitual de cordialidad entre concursantes y presentador que impera en el plató de televisión.

Todo ocurrió en medio de una jugada, cuando Jorge alentó a la concursante llamada Fany, confiando su capacidad para ganar el bote. Mientras esto sucedía fue cuando otra concursante más escéptica, Loreto aseguraba que no confiaba en que Fany pudiera lograrlo.

La apreciación de Fany, lejos de caer en saco roto trascendió las fronteras de la opinión y dio lugar a un inesperado insulto hacia Jorge Fernández, que se quedó realmente sorprendido ante el desplante. En medio del desconcierto general, el presentador compartió el insulto con la audiencia, revelando que Loreto lo había llamado "¡Qué asqueroso!". Aunque el ambiente se tornó tenso por un momento, Jorge Fernández logró manejar la situación con humor y profesionalismo, explicando que en la localidad de Tolosa, de donde es Loreto, ese tipo de expresiones no son tan fuertes como parecen.

La reacción de la concursante provocó una pausa en la dinámica del programa, ya que el insulto inesperado rompió con la atmósfera habitual de diversión y camaradería. Sin embargo, el espíritu ameno de 'La Ruleta de la Suerte' prevaleció, y Jorge Fernández logró restablecer la armonía en el plató, incluso bromeando sobre la situación.