Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Tómatelo en serie

'El Libro de Boba Fett': las páginas no contadas de un icono de 'Star Wars'

La nueva serie de la expansiva franquicia es un intento algo innecesario de cubrir lagunas en la historia del cazarrecompensas, pero satisface por la narrativa visual y la acción legible del director Robert Rodriguez

Temuera Morrison (Boba Fett) y Ming-Na Wen (Fennec Shand) en ’El Libro de Boba Fett’.

El Libro de Boba Fett ★★★

Creador: Jon Favreau

Dirección: Robert Rodriguez, Jon Favreau y otros

Reparto: Temuera Morrison, Ming-Na Wen, Jennifer Beals

Países: Estados Unidos

Duración: 7 episodios (primero visto para reseña)

Año: 2021

Género: Acción / Fantasía

Estreno: 29 de diciembre de 2021 (Disney+)


Quién (apenas) le ha visto y quién le ve: Boba Fett, un personaje con solo cuatro frases en 'El Imperio contraataca', es ahora protagonista de su propia serie en una franquicia que solo se expande y expande, en este caso sin toda la lógica. Si el estoico cazarrecompensas adquirió aura de culto, fue precisamente por tener solo cuatro frases; por no saber quién se ocultaba bajo el casco. 'El Libro de Boba Fett' viene (como antes algunas series animadas, libros o cómics) a cubrir innecesariamente algunas lagunas en su historia; para ser precisos, a contar qué fue de Boba entre 'El Imperio contraataca' y 'The mandalorian', según ha explicado el actor que le da vida ahora, Temuera Morrison. ¿Se sabe cómo salió del pozo de Sarlacc donde cayó en 'El retorno del jedi'? Se sabe, aunque tampoco se han devanado los sesos.

El neozelandés Morrison ('Guerreros de antaño') visitó por primera vez la galaxia lucasiana en 'El ataque de los clones', pero dando vida no a Boba, sino a Jango Fett, su padre (o el hombre a partir del cual se le clonó). Tras una breve aparición en la primera temporada de 'The mandalorian' y otra al principio de la segunda, su curtida versión de Boba Fett dominó el climático episodio 'La tragedia', aquel en el que Mando (Pedro Pascal) accedía a devolverle su armadura a cambio de que le ayudara a proteger a Grogu. Para mayor sorpresa, la escena poscréditos del episodio final no avanzó una tercera temporada de 'The mandalorian', sino un 'spin-off' de la misma en el que Boba sustituiría a Bib Fortuna en el trono antaño ocupado por el mítico Jabba el Hutt y, con ayuda de la mercenaria y asesina Fennec Shand (Ming-Na Wen), se aseguraría los terrenos del imperio de Jabba.

Alegre cóctel de géneros

Buena parte del episodio inicial, 'Forastero en tierra hostil', está dedicada a estos primeros pasos de Fett como nuevo señor del hampa, incluyendo sus interacciones con trandoshanos, gonorreanos o la twi'lek encarnada por Jennifer Beals, de la que cabe esperar movimientos menos serviciales que los mostrados en sus primeros minutos en pantalla. Pero el creador Jon Favreau (quien además escribe este capítulo) se empeña también en dar algunas respuestas innecesarias o poner en imágenes hechos ya conocidos, como el robo de esa icónica armadura desgastada. Esa tendencia a mirar por el espejo retrovisor puede fragmentar innecesariamente el relato e impedir una tensión sostenida. En todo momento, sea como sea, se aprecia y es digno de aplauso el cultivo de una narrativa eminentemente visual: como ya era el caso de 'The mandalorian', la serie se puede entender casi a la perfección con volumen a cero.

'Forastero en tierra hostil' llega dirigido por el firmante de 'La tragedia', Robert Rodriguez, quien nos recuerda los placeres de la acción legible en una estupenda persecución por terrados. Rodriguez conoce de sobras las influencias de spaghetti western que dieron forma a 'La guerra de las galaxias': las empleó en su propia 'trilogía de México', cuyo mariachi protagonista, como el impactante Eastwood de Leone, tampoco revelaba su nombre ni daba grandes detalles sobre su vida pasada. Pero aquí se aprecian también influencias del cine gansteril y de artes marciales y las criaturas marca Harryhausen de vieja fantasía soñada. Cóctel de géneros sacudido con eficacia y condimentado musicalmente con alegría: la banda de la cantina toca ahora jazz latino por mediación del propio Rodriguez y Mark Del Castillo, compañero suyo en el grupo Chingon.

Compartir el artículo

stats