Suscríbete El Periódico Mediterráneo

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

'Vatican Girl', la serie sobre la desaparición que atormenta el Vaticano

El relato de la desaparición en 1983 de una joven ciudadana vaticana vuelve a poner de actualidad uno de los casos más oscuros | “¿De qué sirve todo esto?”, se ha preguntado el diario Il Manifesto, al subrayar que, una vez más, las pistas aportadas no son concluyentes

Emanuela Orlandi, la adolescente de 15 años que desapareció en el Vaticano el 22 de junio de 1983.

¿Quién la hizo desaparecer? En una calurosa tarde del 22 de junio de 1983 una ciudadana del Estado del Vaticano desaparece de camino a una clase de música. Tiene 15 años, es hija de un funcionario vaticano y se llama Emanuela Orlandi. Arrancan las pesquisas. El propio Vaticano, los servicios secretos de diversos países europeos, la mafia e incluso un hombre que ha intentado matar a Juan Pablo II, acaban en los años siendo investigados. No hay conclusión alguna. Desde entonces de la joven no se sabe nada. Solo una cosa es segura: 39 años después, la pregunta sigue sin tener respuesta y la familia de Orlandi sigue buscando a la chica.

Es el argumento de 'Vatican Girl', dirigida por el australiano Mark Lewis, basada en una historia real y ahora distribuida en más de 150 países. Una nueva docuserie de cuatro episodios de Netflix que está arrasando dentro y fuera de Italia, y vuelve a poner de actualidad uno de los 'cold cases' más oscuros de la historia vaticana. Ello gracias a sus ingredientes, pero también gracias a una potente producción ítalo-estadounidense que, desde la vigilia del estreno hace dos semanas, ha empapelado las ciudades italianas con los viejos anuncios de la desaparición de la joven.

Al periodista de investigación Emiliano Fittipaldi, entrevistado durante la docuserie, no le sorprende el éxito de 'Vatican Girl'. “Seguramente que El Vaticano sigue desde los años 80 sin responder a preguntas sobre este caso, que se trate de una joven mujer y ciudadana vaticana, y también que la desaparición ocurriese en un momento de gran convulsión política en Italia y cuando diversos escándalos financieros sacudían la Santa Sede, explican porque cuarenta años después la opinión pública sigue obsesionada con este caso”, afirma, en entrevista con El Periódico, del grupo Prensa Ibérica

La sospecha de la agresión sexual

Fittipaldi, que hace algunos años descubrió documentos que indican que la joven podría estar viva y que la Santa Sede estaría implicada en el caso, considera que uno de los principales méritos de Lewis ha sido el de desentrañar las tantas pistas falsas alrededor de esta historia, y poner énfasis en una teoría que podría explicar las razones detrás la desaparición de Emanuela. Eso es que la joven haya sido agredida sexualmente por una persona cercana al hoy difunto papa Juan Pablo II. Una hipótesis que, hace años, también había sido en parte sugerida por el fallecido exorcista Gabriele Amorth. 

Esta vez, la posible reconstrucción se basa en el testimonio de una mujer, amiga de infancia de Emanuela y cuya identidad no se ha revelado, que ha dicho que días antes de su desaparición, la joven le contó que había sido víctima de un episodio de abuso. Este secreto habría sido luego usado por la Banda della Magliana, una organización criminal entonces activa en Roma, para organizar el secuestro de Emanuela y extorsionar el Vaticano, según también ha dicho al diario británico The Telegraph Andrea Purgatori, un periodista que siguió el caso desde el inicio. “¿De qué sirve todo esto?”, se ha preguntado, por el contrario, el diario Il Manifesto, al subrayar que las pistas aportadas no son concluyentes

“El problema es que faltan elementos, Emanuela sigue desaparecida y estos nuevos testimonios pueden suponer un daño de imagen enorme para la Iglesia pues estamos hablando de Juan Pablo II, un Papa que ha sido declarado santo, lo que explicaría también las reticencias del Vaticano”, razona Fittipaldi al añadir que también es pesimista con respecto a la posibilidad de que se conozca algún día toda la verdad sobre el caso. “Aún así, la esperanza es que 'Vatican Girl' lleve a encontrar nuevas pruebas”, añade el investigador, al revelar que, gracias al gran ruido provocado por la serie, ya ha encontrado nuevas pistas inéditas sobre las que está trabajando en estos días.

El interrogante turco

Mehmet Alí Agca, el activista turco condenado por el atentado contra Juan Pablo II en 1981 y que llegó a afirmar la joven había sido secuestrada para forzar su liberación -una pista que nunca llegó a ser probada, como muchas cosas que ha dicho en los años-, también ha querido dar su opinión sobre la serie. Según la actual versión de Agca, la reconstrucción de los sucesos hecha por Lewis es una “campaña sistemática” de calumnias contra la Iglesia católica y la desaparición de Emanuela está vinculada al tercer secreto de Fátima (el que se referiría al fin apocalíptico de la humanidad), según ha afirmado en una nota enviada esta semana a la prensa italiana. 

No es la primera vez que Agca, cuyas declaraciones suelen darse cuando aparecen noticias de gran interés mediático relacionadas con El Vaticano, usa este rocambolesco argumento que también ha dado para explicar lo que habría detrás del atentado contra Juan Pablo II. Aún así, Pietro Orlandi, hermano de Emanuela y desde siempre muy involucrado en su búsqueda, le ha instado a proporcionar toda nueva prueba si la tiene. Mientras que el Vaticano, como ya hecho desde el inicio, sigue sin pronunciar palabra.

Compartir el artículo

stats