Amarga y poco digestiva para el ya expresidente del Club Deportivo Benicarló, Miguel Arnau, que ha abandonado a mitad de temporada la presidencia de uno de los clubs con más solera y prestigio de la provincia de Castellón. El Benicarló iba a la deriva y se ha quedado casi sin jugadores. Por suerte para los benicarlandos, la entidad no desaparecerá gracias a la nueva junta gestora que se ha hecho cargo del equipo y que garantiza su continuidad hasta final de temporada.