Muy fresquita y con las mejores naranjas para Rubén Gual, responsable del Programa de Educación para la Salud de Cruz Roja Vila-real, extensible a todos los voluntarios de la entidad por el trabajo realizado durante meses para que unos 200 jóvenes villarrealenses y más de 1.000 de toda la provincia adopten hábitos saludables en temas relacionados con la sexualidad, el sida y el consumo de drogas, incluidas alcohol y tabaco. La campaña culminó ayer con una fiesta.