l proyecto parece una exageración desde la óptica actual, pero es la pieza clave del despegue turístico de Castellón. Una ciudad para cien mil turistas entre Cabanes y Oropesa, que tenga todos los ingredientes para convertirse en el destino turístico de muchos europeos. Al fin y al cabo viajar de Londres a España cuesta menos de cien euros y en el aeropuerto de Castellón ya han empezado las obras. El turismo necesita el aeropuerto y el aeropuerto el turismo.

Por ahora una sociedad ha presentado el proyecto del PAI ante los ayuntamientos de Cabanes y Oropesa. Habrá seguro otros proyectos posteriores y otras ideas y empresas que añadir a la conocida ayer, pero lo cierto es que unos y otros abundarán en la misma oferta, que debe contemplar también servicios como hospitales, depuradoras, parques, etc... Y en el medio el parque temático de Mundo Ilusión.

Esta sociedad tendrá que urbanizar y a otras muchas empresas les corresponderá la tarea de comprar suelo, construir y promocionar la zona. Pero junto con otros muchos proyectos y realidades que están en marcha en otros lugares de la provincia, el turismo pasará a ser una pata económica de Castellón.

Todo con medida y mesura. Porque es la gallina de los huevos de oro. Hay que traer turistas a que disfruten de playa y montaña, ocio y calidad de vida. Si tienen que viajar por una carretera como la 340, seguro que no vuelven.