Para el conseller de Infraestructuras y Transportes, José Ramón García Antón, por el corte de la carretera CV-138, que conecta con el Grao de Castellón. Este vial es muy transitado durante el verano por cientos de conductores que se dirigen a las zonas costeras. Aunque en un principio estaba previsto que la carretera se abriera ayer al tráfico, se ha aplazado hasta, al menos, el 15 de julio. Esperemos que los usuarios no tengan que soportar mucho más esta situación.