Llamó a Luis del Olmo (Onda Cero) un trabajador de la construcción y le dijo: "Oiga, que yo voy de obra en obra por toda la Comunidad Valenciana y nunca como en estos últimos años hemos estado en tantos campos de golf y tanta urbanización; por eso me sorprende ver que la oligarquía valenciana, con muchos intereses inmobiliarios, diga que quiere el Ebro para beneficiar a los agricultores".

¡Qué puntiaguda y clarificadora reflexión la de este constructor valenciano! Incidió el oyente en el tema del tocho y el hormigón, que fue ayer el rey de los debates radiofónicos a propósito del muro que Israel levanta en Cisjordania y los oídos sordos que hace al mundo entero. "No es más que la continuación de la política de anexión territorial que desarrolla Israel desde su nacimiento como Estado", sentenció Felipe Sahagún en Onda Cero, y su compañera Isabel San Sebastián metió pasión al asunto: "Israel hace tiempo que se ha puesto el mundo por montera, pero ¿qué hace Europa? Nada, porque hay intereses comerciales por enmedio. ¿Cómo vamos a dar lecciones a los árabes de democracia si dejamos que Israel haga lo que quiera? Así, el mundo árabe interpreta que la única forma de reaccionar a esa injusticia es el terrorismo". En la SER también hablaron de la gigantesca valla. Carlos Elordi afirmó: "La Administración israelí se halla en una carrera contrarreloj, porque si en las elecciones de noviembre en EEUU ganase Kerry, las cosas cambiarían --y no sólo en este conflicto--, y Sharon quedaría con las patas al aire". La esperanza se llama ahora noviembre.