Muy picante para el subdelegado del Gobierno, Juan María Calles, por afirmar que el Ayuntamiento de Castellón tiene la culpa de los atascos en la N-340. Es posible que la falta de previsión del consistorio haya agravado el problema, pero la 340 sufre atascos y congestiones desde hace muchos años. La situación de la N-340 es consecuencia de la falta de inversión de los sucesivos gobiernos para las infraestructuras de la provincia. Lo que hay que hacer es encontrar una solución ya.