El pasado día 29 de octubre, el Boletín Oficial del Estado publicaba el anuncio de licitación de las obras de la 2ª Fase de Regeneración de nuestra costa, la de Almassora. Ahora hay que esperar a que las empresas interesadas en realizarlas presenten sus plicas y se puedan adjudicar a lo largo del primer semestre del año que viene. Es, sin duda, una excelente noticia para Almassora, que da un paso más, casi definitivo, en la solución de la problemática sufrida por nuestra playa de forma repetida cuando aparecen los temporales.

El proyecto viene a completar las actuaciones que se han venido haciendo desde hace algunos años. Recuerdo ahora la visita que hicimos en septiembre de 1996 al entonces recién nombrado director general de Costas, Fernando Marín, en la que le aportamos una copia de aquel proyecto de 1979 por el que se iban a construir nueve escolleras tipo T y de las que sólo se construyeron 2 por el Gobierno de UCD, ya que en 1982 la nueva Administración del Estado (PSOE) decidió interrumpir la actuación, incumpliendo el pacto al que se había llegado con el alcalde de entonces, Vicente Vilar. Almassora sí había cumplido su compromiso de construir el muro, que ahí está, pero la Dirección General de Costas nombrada en 1982 paralizó la realización de las siete tes que faltaban.

Desde 1982 hasta 1996, años de Gobierno socialista en Madrid nada se hizo en nuestra costa, salvo la desafortunada aportación de gravas de gran tamaño, que aún hoy están presentes en lo que debería haber sido una playa si el proyecto inicial se hubiese completado. Catorce años de oídos sordos a las peticiones de nuestro Ayuntamiento y de sus vecinos, que se vieron todavía agravados por la ampliación del puerto programada en 1993 por la Autoridad Portuaria de entonces, y aprobada por el Gobierno central de aquel momento. Esa ampliación, según los informes de los técnicos, es la que ha producido la total interrupción del paso de arena hacia nuestra playa.

Decía que fuimos a Madrid en el año 1996, ya con Gobierno del Partido Popular, y que el director general se comprometió a impulsar la protección de nuestra costa dentro de un marco global de actuación que se llamó el Plan Integral de Defensa de la Costa de Castellón, que ha sido el documento clave que definió el proyecto que ahora se licita.

A finales del año 1998, por fin, vimos la primera actuación en nuestra costa. La construcción de una escollera de 200 metros en la Mitjera y la formación de una plataforma de gravas finas hasta la primera T, con una inversión de 250 millones de pesetas, permitió la protección de la zona Norte de nuestra costa que, desde entonces, no ha vuelto a sufrir los efectos de los temporales.

Tras la redacción por la Dirección General de Costas del proyecto integral, se pudieron concretar los proyectos de la 1ª fase, ya realizada por el propio Puerto de Castellón, y de esta 2ª fase, cuyo proyecto fue aprobado el día 29 de marzo de 2004 por el director general de Costas, José Trigueros, días antes de ser cesado tras el cambio político del Gobierno central.

El día 29 de octubre, 8 meses después, por fin las obras se han licitado en el BOE. Es un paso más y todos, vecinos y políticos, nos sentimos esperanzados. Ahora queda que se realicen las obras y que veamos sus resultados. Y si no fueran los esperados, habrán de hacerse las correcciones que sean necesarias.

He querido contar la historia de nuestra playa, porque algunos parece que padecen amnesia, y es bueno que recordemos todos las cosas como son, con datos, con fechas y con hechos contrastables.