o dicho. Fabra consiguió prácticamente el apoyo unánime de su partido. El PP es una piña en torno a Fabra. No hay fisuras. Hay mucha unidad. ¿Acaso lo dudaban?

Todo el Partido Popular rindió ayer un sentido homenaje a su presidente provincial. Todos los discursos tuvieron a Fabra como eje central. Y todos, desde Camps a Campos, recordaron a Fabra que están con él frente a los ataques externos. Mucho cariño.

Con tanta fuerza a sus espaldas, Fabra ha elegido una ejecutiva a su imagen y semejanza. Hombres y mujeres que ya trabajan con él y le son fieles. Lo que supone una clara continuidad en la política y el programa del PP en Castellón. Si les ha ido bien, ¿para qué cambiar? Todo atado y bien atado.

En el Congreso de Peñíscola ha pasado lo que tenía que pasar y cada uno de los que han intervenido han hecho lo que tenían que hacer. Absurdo sería que el PP le diera argumentos a su oposición política mostrando fisuras en el apoyo a Fabra. Ellos dicen que el enemigo está fuera y no dentro.

Lo que pasa es que fuera la vida sigue. El fiscal Anticorrupción existe y trabaja por una instrucción "letal" del caso Naranjax, con todas las consecuencias personales, sociales y políticas que ello supone. Es una realidad en la que el congreso del PP no ha querido entrar. Tampoco era el momento. Pero a lo mejor han gritado demasiado alto. ¡Viva Numancia!