La organización de parques infantiles y juveniles, festivales, ferias de ocio... se ha convertido ya en tradición en las principales ciudades de la provincia de Castellón debido al éxito que garantizan para el ocio de niños y padres durante las fechas de Navidad.

Son fechas propicias para tales eventos y una magnífica ocasión que se les brinda a los ayuntamientos para hacer cumplir una de las principales reivindicaciones de los padres cuando los niños tienen vacaciones escolares: su entretenimiento, ocio sano y creativo y diversión, mucha diversión.

Divertilancia en Castellón, Nadal ndia en Vila-real, Burisplay en Burriana, Benicarlandia en Benicarló, sin dejarnos la Vall d´Uixó o Vinar²s, son algunos de los ejemplos que se han consolidado en la provincia de Castellón, todos ellos gracias a la iniciativa pública municipal que establece una oferta lúdica ante la demanda ciudadana.

Falta, no obstante, que la iniciativa privada participe más en este tipo de eventos --de los que el diario Mediterráneo siempre ha sido valedor e impulsor-- y del que tenemos un reciente ejemplo en la pista de hielo instalada en Huerto Sogueros, y que está demostrando que puede ser todo un éxito.