En 1979, Lorin Maazel (Neuille, París, 6-3-1930) dirigió por primera vez la orquesta Filarmónica de Viena en el famoso concierto de Fin de año, que es transmitido para millones de telespectadores. Desde entonces lo ha hecho más de 10 veces, por lo que es un clásico de estas audiciones. La emoción especial está en saber cómo, dentro de su habitual maestría, afrontará la Marcha de Radetzky, obra de Johan Strauss padre, en la que participan con sus palmadas los asistentes a la audición.

Maazel ha dirigido las mejores formaciones musicales del mundo. En la actualidad es director de la Orquesta Filarmónica Arturo Toscani y con su nombre patrocina una fundación destinada a descubrir y preparar a nuevos directores de orquesta. Los aplausos de Fin de Año también le serán dedicados.