Los conductores con frecuencia desoyen la prohibición y estacionan sobre pasos rebajados para minusválidos. Así lo muestra esta imagen, en la calle Alcalde Tárrega de Castellón, donde este vehículo obstaculizaba este tipo de rampas. Un espacio que es vital tanto para los usuarios de sillas de ruedas, como para las mamás y papás con carritos de bebé o personas que portan carros de la compra.