El ministro de Administraciones Públicas y diputado por Castellón, Jordi Sevilla, se atrevía a calificar en una entrevista publicada en este mismo periódico que el aeropuerto de Castellón es de juguete. Estas declaraciones sirven para extraer como mínimo dos ideas: el señor Sevilla desconoce de manera categórica el proyecto que se está llevando a cabo en Castellón. En consecuencia, y lo que es más grave, sus palabras ponen de manifiesto la irresponsabilidad con la que el Gobierno de la nación y el Ministerio de Fomento están adoptando decisiones tan polémicas como la paralización de sus obras, sin ningún fundamento que las sustente y con la sola voluntad de retrasar su ejecución.

Ya que el ministro afirma que sigue la actualidad informativa de todo lo que pasa en Castellón a través de la prensa, a pesar de que sus palabras demuestran que de la provincia sólo conoce el número de votos que obtiene en cada convocatoria electoral para ocupar un escaño en el Congreso, me voy a tomar la libertad de informarle de que el proyecto del aeropuerto de Castellón contempla una pista de aterrizaje de 2.700 metros de longitud, con posibilidades técnicas de ser ampliable a 4.000 metros. Asimismo, esta infraestructura también prevé una terminal de 10.000 m, con terminal de carga, edificios de handling, cátering, central eléctrica y todas las infraestructuras necesarias para su correcto funcionamiento. Por último, su presupuesto de 120 millones de euros evidencia que el futuro aeropuerto de Castellón no es un juguete, sino una iniciativa muy seria que garantizará el desarrollo de la economía provincial y permitirá la desestacionalización del turismo. A partir de estos datos, me gustaría reflexionar sobre los siguientes aspectos: ¿un proyecto redactado por un equipo multidisciplinar de prestigio, compuesto por ingenieros aeronáuticos, ingenieros de caminos, industriales, biólogos... puede considerarse como un proyecto de juguete? ¿Visaría el Colegio de Ingenieros Aeronáuticos de España un proyecto de juguete? ¿Acaso permitiría la comisión interministerial de Defensa y Transportes (Cidetra) la aprobación de un aeropuerto de juguete?

Por esta razón, ¿un aeropuerto de juguete podría obtener la declaración de impacto ambiental (DIA) favorablemente, como es el caso del aeropuerto de Castellón? ¿Sería aprobado por el Ministerio de Fomento como lo fue el de nuestra provincia a través de la orden FOM 509/2002 de 22 de febrero?

Son muchas preguntas para un diputado por Castellón que se informa de lo que pasa en la provincia a través de los medios de comunicación --supongo que sus compañeros de partido están más preocupados en inventar fantasmas donde no los hay para crispar el ambiente que en trabajar por el futuro de los ciudadanos--.

Estoy convencido de que al señor Sevilla no le vendría mal viajar un poco más para ser conocedor de que el aeropuerto de AENA de Vigo es de características similares en su concepción y funcionalidad al futuro Costa Azahar de Castellón. ¿También considera que es de juguete?

Los ciudadanos de Castellón han conocido desde el primer momento el alcance del proyecto de esta infraestructura básica para la provincia y para toda la Comunidad Valenciana cuya idea fue concebida y su ejecución impulsada por el presidente de la Diputación Provincial, Carlos Fabra. Por todo esto, no puedo considerar más que un insulto las palabras del ministro Jordi Sevilla, quien debería emplear el tiempo que considere necesario para conocer el proyecto y, obrando en consecuencia, retirar públicamente las alusiones vejatorias hacia la infraestructura aeroportuaria.

De paso, y ejerciendo responsablemente su función de diputado por Castellón y que además forma parte del Gobierno, no estaría de más que se implicara para que se levantara cuanto antes la orden de paralización de las obras del proyecto, para que los ciudadanos de esta provincia también puedan beneficiarse cuanto antes de esta infraestructura. Sin ir más lejos, Cataluña ya ha proyectado hasta 14 instalaciones dentro de su autonomía. ¿También creerá el ministro que éstas son de juguete? Habrá que ver, en este caso, el tiempo que le dedica el ministro a conocer el proyecto diseñado por Cataluña.

Vicepresidente primero de la Diputación Provincial de Castellón